CIUDAD

200 familias aún ocupan los predios de la UTMACH


Familias con niños pasan el día aguantando sol protegidos por una casucha de caña guadua y saquillo.

Luis Becerra

lbecerra@diariocorreo.com.ec

Menores de edad soportando el indolente sol del mediodía, solo protegidos por el techo de plástico de casuchas improvisadas, se evidencia en los terrenos de la Universidad Técnica de Machala, que fueron invadidos por cerca de 200 familias.

Las personas, que dicen no tener un dirigente, sino ser personas de escasos recursos que no tienen un lugar para vivir, indican que son seis días de incertidumbre que han soportado.

Luis Bravo, quien es pescador y desde que se independizó de sus padres, arrienda una casa en Puerto Bolívar, indicó que desde el miércoles trabajaron en los terrenos.

“Desde que tengo uso de razón estos terrenos están abandonados y ahora que nosotros los limpiamos, porque hasta nuestras manos están llenas de ampollas, aparecen los dueños”, manifestó el ciudadano.

Todas las personas coinciden que son pacíficos y que los moradores de los sectores aledaños están contentos porque los terrenos, que antes eran utilizados por delincuentes, ahora están habitados.

“En la limpieza encontramos colchones y ropa interior de mujeres llenos de sangre, incluso aquí era un basurero donde botaban animales muertos y hasta abandonaban cadáveres o se daban asaltos”, dijo Bravo, quien reconoció que lo que hicieron no está bien, pero lo hacen por desesperación porque no tienen donde vivir.

RECORRIDO

En los 50 mil metros cuadrados existen cerca de 100 improvisadas casuchas, en su mayoría son de palos y plástico. En el terreno se percibe un olor a putrefacción, porque según los ocupantes, muchos animales muertos fueron encontrados.

En todo el terreno el monte fue cortado o quemado. Cerca de las 12:00 de ayer, cuando el resplandor del sol era fuerte, era normal ver a los niños caminar entre las cintas que separaban los terrenos.

En las casuchas también había niños que dormían. Karina (nombre protegido) de pocos meses de nacida, recibía aire de su madre, quien tenía en sus manos un cuaderno.

Manuel Machuca indicó que no utilizan a los menores de edad como un escudo, sino que no tienen donde dejarlos porque todas son familias de escasos recursos económicos.

“Nosotros no queremos apoderarnos del lugar arbitrariamente, sino que queremos reunirnos con quien sea el dueño para comprar cada solar de manera legal”, expresó.

En caso de ser desalojados, aseguró que saldrán de manera pacífica.

“Aquí hay gente que de verdad necesitan un pedazo de tierra y estos terrenos estuvieron botados por muchos años y ahora todo está limpio”. Indicó que de parte de la Intendencia de Policía llegaron a notificar.

INTENDENCIA

El Intendente General de Policía, Mario Quintana, manifestó que desde las 10:00 de ayer se realizó una audiencia entre las dos partes, que comprenden representantes de la universidad e invasores.

La primera diligencia era para que se entregarán documentación y para las 09:30 de mañana se notificó para otra audiencia, donde se tendrá que resolver el conflicto.

“La universidad entregó la documentación para justificar el dominio de la propiedad, que solicitan las medidas de protección de acuerdo a lo que determina el artículo 558, numeral 11 del Código Orgánico Integral Penal”.

Explicó que una vez que se otorgue las medidas de protección, se corre traslado a Quito para que puedan iniciar las acciones legales y policiales.