PORTADA

Figurilla de la cultura “Jambelí” es el ícono representativo de los orenses


(LRP).-Una figurilla Jambelí fue presentada como ícono representativo de la diversidad cultural de la provincia de El Oro. La viceprefecta Cecilia Serrano, quien formó una comisión de cultura con el fin de buscar esta identificación para los orenses, fue quien dio la noticia a los ciudadanos.

(LRP).-Una figurilla Jambelí fue presentada como ícono representativo de la diversidad cultural de la provincia de El Oro. La viceprefecta Cecilia Serrano, quien formó una comisión de cultura con el fin de buscar esta identificación para los orenses, fue quien dio la noticia a los ciudadanos.

Serrano, indicó que entre los estudios que se han realizado con la compañía del antropólogo Rodrigo Murillo, encontraron la cultura Jambelí como la originaria de esta provincia, que es la figurilla Jambelí como el símbolo de la diversidad histórica y cultural orense.

La autoridad afirmó que iniciará una jornada de difusión en las diferentes instituciones educativas y de Estado, con el fin de posicionar la imagen entre los orenses. El antropólogo Rodrigo Murillo, mencionó que luego de 30 años de estudios sobre la época aborigen de la provincia, se ha logrado ubicar en el territorio a varias culturas.

Entre las cultura que manifestó fue la Valdivia, Machalilla, Chorrera, Fase Arenillas, Jambelí y luego la cultura Milagro-Quevedo, en su mayoría fueron culturas de dimensión nacional.

Explicó que sólo la cultura Jambelí, ocupó todo el territorio de la provincia asentándose en el archipiélago y costa orense. “Lo único que hemos hecho es descubrir y apoderarnos de aquella cultura con el fin de contar con un antecedente orense, que tanta falta nos hace para poder identificarnos”, señaló Murillo.

La figurilla ha sido encargada al escultor orense Miguel Ángel Cunalata, para que realice el diseño y la elaboración de la réplica artística.

“Nosotros no estamos haciendo propuestas en el aire, todo está debidamente fundamentado, por lo cual esperamos que la ciudadanía sepa aceptarse, ya que todo el trabajo fue hecho con el afán de servir a nuestra provincia, ayudando a la conformación de una identidad, que nos sirva para avanzar en el desarrollo cultural”, habló el antropólogo.

Cultura Jambelí

originaria de El Oro

Esta cultura prehispánica ubicada entre los años 500 a.C. y 500 d.C. habitó las zonas aledañas a la desembocadura del río Guayas, de manera especial en la isla Puná, y a lo largo de las costas de El Oro hasta la costa norte del Perú.

Fue descubierta en 1961 cuando los arqueólogos Zevallos y Holm excavaron un sitio en el estero de Ayalán; pero este descubrimiento permaneció casi desconocido hasta que los arqueólogos norteamericanos Evans y Meggers permitieron conocer mayores detalles sobre esta cultura.

Aunque es muy poco o casi nada lo que se conoce sobre las características de sus hombres, sus costumbres funerarias, y las formas y modo de sus viviendas; ha podido determinarse que su principal fuente de subsistencia la obtenían directamente del mar, ya sea como pescadores o como recolectores de mariscos, aunque se ha comprobado que hicieron agricultura de ciclo corto.

Se han encontrado algunas piezas de cerámica, pero estas no tienen la competencia tecnológica de otras como la Guangala. En cuanto a sus figurillas, estas se presentan en forma estilizada y con cierta delicadeza artística.

Uno de los tipos existentes en su cerámica antropomorfa, es el descrito por el padre Porras en su obra “Arqueología Ecuatoriana”, y señala “El cuerpo es hueco, ligeramente expandido de diámetro bajo la garganta y luego adelgazado hasta terminar en un pie único, abierto por debajo… Los brazos se reducen a simples proyecciones que salen de los hombros a veces con incisiones para significar los dedos.

Las cabezas tienen por características ser más anchas que altas (el doble). Los ojos varían en ejecución…”. Trabajaron delicadamente las conchas con las que elaboraron pendientes de forma antropomorfa y circulares hechos de concha entera con una o dos perforaciones, cuentas circulares similares a las elaboradas en piedra por otras culturas, y “lliptas” o pequeños envases para guardar coca.