NACIONAL

Alcalde Jorge Yunda afirma que durante las protestas de octubre no se reunió con prefecta Paola Pabón


Quito -En el cuarto día de comparecencias ante la comisión ocasional que investiga los hechos del paro nacional de octubre, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, afirmó que durante la jornada de protestas no tuvo ninguna reunión, conversación, ni coordinación con la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, quien hoy se encuentra detenida por rebelión.

Quito -En el cuarto día de comparecencias ante la comisión ocasional que investiga los hechos del paro nacional de octubre, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, afirmó que durante la jornada de protestas no tuvo ninguna reunión, conversación, ni coordinación con la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, quien hoy se encuentra detenida por rebelión.

‪Dijo que está tranquilo con su conciencia de que defendió a Quito en lo que correspondía. Además, aclaró que durante la protesta no tomó ningún partido por nadie, y que el municipio respondió a la ciudadanía.

También se recibieó el testimonio de ocho miembros de la Policía Nacional respecto a las agresiones y vejámenes que recibieron durante los días del paro nacional. El coronel Christian Rueda, en su testimonio, describió que junto a ocho compañeros fueron retenidos en las instalaciones de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, que recibieron maltratos y vejámenes. Pidió que se identifique a los “seudos dirigentes indígenas”, que propiciaron las agresiones.

En las comparecencias también se presentó custodiado por la Policía, el asambleísta, Yofre Poma (RC), detenido por supuesto delito de paralización de servicios públicos. Relató que en el proceso penal en su contra ha demostrado que no manipuló máquina alguna para paralizar la operación petrolera y que tampoco indujo a alguna persona. En su comparecencia lo acompañó parte de su bancada de la Revolución Ciudadana.

En la comparecencia, el alcalde Yunda comentó que dispuso que las 41 instituciones municipales cumplan con su deber de acompañar a la ciudadanía, que se dedicaron a garantizar que la ciudad no sufra de desabastecimiento de agua, energía eléctrica, combustibles y alimentos. Que el aeropuerto de Quito nunca estuvo cerrado, y que el transporte municipal nunca dejó de operar.

Dijo que el municipio también cumplió labores de asistencia a mujeres embarazadas, mujeres, niños y personas adultas mayores a quienes ofreció albergues, así como aprovisionaron de alimentos a los policías.

“Nunca tomamos una posición a favor de cualquiera de las dos instancias en conflicto, y era muy delicado para el alcalde de la capital tomar partido en esos difíciles momentos, lo que hicimos es llamar a la paz y al diálogo”, afirmó Yunda.

También destacó su intervención en el diálogo entre el presidente de la República, Lenín Moreno, y los dirigentes indígenas.

Reveló que durante el paro nacional se registraron ambulancias y vehículos de bomberos dañados, más de 100 motocicletas afectadas y 200 agentes de tránsito agredidos.

Insistió que nunca tuvo una actividad de índole político, siempre “estuvimos tratando de que se tranquilicen los ánimos de las personas”. Dijo que con el transcurrir de los días “comienzo a darme la razón de no haber sido un protagonista ni de un lado ni del otro lado, en esos momentos donde hay una serie de niveles de protesta y se funde un oportunismo e intereses y confluye una serie de descomposición, en una especie de todos contra todos”, manifestó.

Dijo que también fue víctima de ataques injustificados e insistió que no tomó partida, pero que todo el tiempo mantuvieron comunicación con el primer mandatario los ministros de gobierno y de transportes.

Respecto a su relación de la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, indicó siempre ha sido pública como consejero del Consejo Provincial donde se ha hablado de asuntos viales. Y que durante el conflicto no tuvo ninguna reunión ni conversación y coordinación con la prefecta Pabón.

Dijo que está tranquilo con su conciencia de que defendió a Quito en lo que correspondía hacerlo.