INTERNACIONAL

Claudia López hace historia y se convierte en la primera mujer y lesbiana en ganar la alcaldía de Bogotá


BOGOTÁ. Los colombianos eligieron este domingo a sus autoridades locales en uno de los procesos más pacíficos en años, pese a los episodios de violencia que empañaron la campaña.

BOGOTÁ. Los colombianos eligieron este domingo a sus autoridades locales en uno de los procesos más pacíficos en años, pese a los episodios de violencia que empañaron la campaña.

En el caso de la capital de Colombia, Bogotá, la virtual ganadora era Claudia López, de 49 años, quien se convertirá en la primera alcaldesa elegida de la ciudad. Además, al mismo tiempo, será la primera lesbiana que ocupe el cargo.

López ha estado inmersa en temas políticos desde la década del 90, y entre 2014 y 2018 fue senadora.

En 2018 integró el binomio presidencial del político Sergio Fajardo. Quedaron tercero y por pocos puntos no pasaron a la segunda vuelta. Ella también es una figura de la lucha anticorrupción en el país.

Su sexo y su orientación sexual han provocado fuertes críticas hacia ella durante la campaña. Era la aspirante de una alianza entre el Partido Verde y el Polo Democrático (izquierda).

"Es una noticia en Colombia, claramente no lo es en muchos otros países del mundo, que una mujer tenga chance de ganar la alcaldía de la ciudad capital", había dicho López antes de la votación.

A menos de tres puntos de López quedó Carlos Galán Pachón (43 años), hijo del Luis Carlos Galán, figura de la política colombiana de los 70 y 80 que fue asesinado, por el narcotraficante Pablo Escobar, cuando era favorito para convertirse en presidente en 1989.

Carlos Galán también participó con una coalición, en unas elecciones en que las coaliciones fueron las protagonistas por encima de los desprestigiados partidos tradicionales.

En el 66% de los municipios, por ejemplo, compite un candidato de alianza para la alcaldía, según el ministerio del Interior.

En Bogotá, una ciudad con 7,2 millones de habitantes, la campaña estuvo marcada por los problemas de movilidad y una alta percepción de inseguridad.