CIUDAD

Maestros exigen el pago del incentivo jubilar


Más de 100 maestros jubilados participaron de la reunión con Magda Salazar, directora de la zona 7.

Luis Becerra

lbecerra@diariocorreo.com.ec

Para exigir al Ministerio de Educación el pago del incentivo jubilar que está pendiente desde agosto, maestros jubilados de El Oro se reunieron con Magda Salazar, directora Zonal 7.

El dirigente, Víctor Concha Serrano, quien por 16 días participó de la huelga de hambre en Quito, manifestó que llegaron al distrito de Educación para reunirse con las autoridades de educación.

El objetivo, indicó, que era buscar que se cumpla el pago de las compensaciones jubilares a los docentes. “Compañeros desde agosto no nos llega el bono jubilar, entonces esa inconformidad queremos transmitirle a Salazar”.

Dijo que esperan que ella dialogue con representantes de los ministerios de Finanzas, Trabajo y Educación para que se cancele a cerca de 400 perjudicados. “En caso de no ser escuchados retomaremos medidas como la huelga de hambre”. Por su parte, Aida Hurtado, indicó que el incentivo jubilar de 53100 dólares se tuvo que pagar con anterioridad, porque “el Gobierno nos ofreció que para el grupo prioritario se van a dar pagos en efectivo y luego en cuotas, pero no se ha cancelado los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre”.

Mientras que Mariana Preciado, quien recibió el cese de funciones en septiembre de 2018, indicó que no es considerada para recibir el incentivo jubilar.

“Me dicen que la reforma no me acoge, pero a mí me aceptaron la renuncia en agosto de 2018 y un mes después me dieron el cese. A pesar que trabajé 39 años me dicen que no soy beneficiaria”.

Indicó que en la actualidad no está en nómina. “Me indican que dos ministerios deben hacer un alcance a la reforma para ser considerada y esto debe resolverse porque en Arenillas somos seis compañeros los perjudicados”.

Los maestros jubilados indicaron que entre los acuerdos que no fueron respetados por parte del Gobierno están el pago en efectivo correspondiente a los jubilados priorizados. Este se debía cancelar de manera fraccionada, es decir, 25 por ciento por cada mes, desde agosto hasta noviembre.

Además el pago en efectivo a los jubilados obligatorios y prioritarios del 2008, 2009 y 2010. Se debía cancelar dos mil dólares cada mes desde octubre hasta diciembre. La diferencia iba a ser incluida en el presupuesto de 2020.

Y la habilitación de ventanillas para la atención de jubilados que requieran realizar trámites para el cobro de bonos.

Salazar escuchó los requerimientos de los cerca de 100 jubilados que asistieron a la reunión e indicó que los problemas serán solucionados en el menor tiempo posible.