INTERNACIONAL

Fernández resta importancia al intercambio de agravios con Macri durante segundo debate


PARÍS. El ministro del Interior, Christophe Castaner, sostuvo a la cadena “France 2” que el autor quería hacerse con el control de un avión y desviarlo.

BUENOS AIRES. Tras el debate que enfrentó a los seis candidatos que disputarán el cargo a la presidencia de Argentina en las elecciones del próximo domingo y en el que se vivió un fuerte cruce entre Alberto Fernández y Mauricio Macri, el candidato del Frente de Todos habló ayer con la prensa sobre sus impresiones del encuentro: “No le asigné mucha importancia, como tampoco lo hice con el de Santa Fe”, criticó, y agregó: “Ojalá le sirva a la gente de algo”.

Sobre el posible escenario después de las elecciones, Fernández reclamó ante la presencia de periodistas apostados a la salida de su departamento en Puerto Madero: “Espero que Macri no se vuelva a enojar y que no vuelva a llamar al Banco Central para que liberen el dólar”.

Macri y Fernández tuvieron un entredicho en el primer intervalo del segundo debate, realizado el domingo, antes de iniciar un descanso de 12 minutos que habitualmente se usa para ajustar la estrategia del próximo bloque.

El candidato del Frente de Todos mencionó al padre del Presidente y su vinculación con presuntos hechos de corrupción, en respuesta a la descripción que hizo Macri sobre los casos de corrupción que se conocieron durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Al concluir el primer tramo del debate, Macri encaró a Fernández mientras se iban rumbo a los camarinos en los que los esperaban sus respectivos equipos. El presidente le recriminó la mención a su padre, extitular del grupo Socma. Y el exjefe de Gabinete de Cristina Fernández le contestó que era un “inmoral” por vincularlo a supuestas causas de corrupción.