SALUD

Conoce las claves para prevenir una cardiopatía


La mayoría de los factores que inciden en el desarrollo de una cardiopatía vascular tienen que ver con el comportamiento y los hábitos de las personas. “Si se pudiera poner números, solo el 20% de la causal es de origen genético; el 80% proviene de variables externas”, explica el doctor Manuel Méndez, jefe de Cardiología de Clínica Bupa Santiago.

La mayoría de los factores que inciden en el desarrollo de una cardiopatía vascular tienen que ver con el comportamiento y los hábitos de las personas. “Si se pudiera poner números, solo el 20% de la causal es de origen genético; el 80% proviene de variables externas”, explica el doctor Manuel Méndez, jefe de Cardiología de Clínica Bupa Santiago.

Entre las principales, destacan el tabaquismo, la obesidad y el sedentarismo. “Actualmente, la edad de las personas es también una de las razones más comunes a la hora de explicar problemas cardíacos. Estamos viviendo más años y, por lo tanto, la población está desarrollando más cardiopatías vasculares, que antes no alcanzaba a presentar”, detalla el especialista.

Por eso, es fundamental el chequeo y la prevención a tiempo. Según el doctor Méndez, las claves para contribuir a evitar infartos al miocardio y problemas al corazón son:

No fumar: mientras más alejada esté una persona de un cigarro, mejor. En este sentido, los años de tabaquismo y cantidad de cigarros están en directa relación con el riesgo cardiovascular. “Si una persona ha fumado por 40 años es mucho peor a que haya fumado 5. A los fumadores pasivos también les afecta, ya que de igual manera están expuestos al humo del cigarro”, enfatiza Méndez.

Mantener un peso adecuado: más allá de evitar la obesidad, también es importante conservar una buena relación cintura-cadera. “Muchos hombres de contextura delgada, pero con abdomen abultado se quedan tranquilos pensando que están bien, pero esa distribución de grasa corporal no es buena”, añade el especialista.

Alimentación equilibrada: lo ideal es seguir una pauta de alimentación balanceada, que favorezca el consumo de productos frescos antes que los procesados, que en general tienen un alto contenido de sodio.