SALUD

Los peligros de una mala postura ergonómica


La postura del cuerpo no solamente es importante por apariencia física, sino que además desempeña un papel muy importante en la salud, ya que una mala postura puede derivar en graves trastornos físicos que, de no prestarles atención, pueden afectar la calidad de vida. Todos los días nuestro cuerpo tiene que adoptar diferentes posiciones para cada movimiento y actividad

La postura del cuerpo no solamente es importante por apariencia física, sino que además desempeña un papel muy importante en la salud, ya que una mala postura puede derivar en graves trastornos físicos que, de no prestarles atención, pueden afectar la calidad de vida. Todos los días nuestro cuerpo tiene que adoptar diferentes posiciones para cada movimiento y actividad, por lo que es necesario aprender a mejorar la postura para no sufrir de lesiones, dolencias o contracturas. Como otros hábitos de nuestra vida, la postura ocupa un lugar fundamental para la salud; mantener una inapropiada puede afectar las diferentes partes del cuerpo.

CUÁLES SON LOS PELIGROS DE UNA MALA POSTURA ERGONÓMICA

En muchas ocasiones no le damos importancia a nuestra postura, sin embargo permanecer mucho tiempo en una posición, puede perjudicar a nuestra salud, generando problemas como dolores y contracturas.

A continuación algunos de los padecimientos causados por las malas posturas:

• Enfermedades cardíacas. La falta de actividad física propicia el deterioro de nuestro sistema cardiovascular, alterando el nivel de grasa que se encuentra en la sangre.

• Diabetes. Al ser sedentarios, somos posibles candidatos a padecer obesidad, lo que a su vez, aumenta las probabilidades de padecer diabetes.

• Cáncer de colon. Un exceso de tiempo sentado y una conducta sedentaria aumentan el riesgo de cáncer de colon.

• Degeneración muscular. El estar sentados puede hacer que los músculos de las piernas se debiliten y se tensen, además de ocasionar dolor por falta de uso.

• Muerte prematura. Por las complicaciones de salud mencionadas, nuestro riesgo de muerte prematura aumenta.

• Problemas con las piernas. Al no ejercitar las piernas se incrementa la posibilidad de desarrollar osteoporosis o algún problema muscular.

• Problemas de la columna. Aumenta el riesgo de desarrollar hernias en los discos lumbares.