NACIONAL

Debate en el pleno fue de más de nueve horas


QUITO.- El debate en el pleno de la Asamblea para decidir la suerte de los consejeros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social fue extenso.

José Carlos Tuárez afirmó que para postularse como consejero cumplió con todos los requisitos exigidos por el CNE.


QUITO.- El debate en el pleno de la Asamblea para decidir la suerte de los consejeros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social fue extenso.

José Carlos Tuárez afirmó que para postularse como consejero cumplió con todos los requisitos exigidos por el CNE.

“Primero soy ciudadano y como tal participé en las elecciones como candidato a consejero del CPCCS; no soy representante de cultos religiosos”, aseveró.

Según el consejero Walter Gómez reiteró que no se aprobó el acta de la sesión en la que se mocionó la conformación de la comisión para revisar el acto administrativo de la selección de los jueces de la CC y, por tanto, no se ejecutó.

Durante su intervención, la consejera Victoria Desintonio insistió en que el organismo decidió conformar una comisión para revisar los actos administrativos del Consejo transitorio para la selección de jueces de la Corte Constitucional (CC), pero que nunca se ejecutó.

ROSA CHALÁ

Por su parte, la consejera Rosa Chalá dijo en el Pleno que es importante revisar los videos de las sesiones en las que se trató el tema referente a la revisión del acto administrativo para la selección de los jueces de la CC.

Desintonio y Chalá cuestionaron que, según ellas, a última hora les informen que también intervendría el legislador Fabricio Villamar, quien es uno de los asambleístas acusadores.

INTERPELANTES

La asambleísta Jeannine Cruz, una de las interpelantes, mocionó que los consejeros del CPCCS, Victoria Desintonio, Walter Gómez, Rosa Chalá y José Tuárez, sean censurados y destituidos.

Cruz considera que se dieron posturas criticables de los actuales miembros del Consejo de Participación Ciudadana. La negligencia no tiene cabida, añadió.

A su turno, otro de los interpelantes en el juicio político contra cuatro consejeros del CPCCS, Fabricio Villamar, aseguró que hay una “secuencia de mentiras usadas para conseguir el nombramiento por parte del fraile Tuárez”.

Añadió que el Consejo Nacional Electoral (CNE) también tiene responsabilidad por la calificación de la candidatura.

Tuárez, de acuerdo con Villamar, en el plazo legal tendrá que enfrentarse a la Fiscalía “por alteración o falsificación de documentos o por presentar una declaración juramentada falsa”.

“Es falso que un dignatario de elección popular no es sujeto de juicio político; por tanto, es totalmente procedente el proceso en contra de los consejeros”, manifestó el legislador Villamar.

CENSURA

Por su parte, Raúl Tello, otro de los interpelantes del juicio político, pidió la censura y destitución de los cuatro consejeros del CPCCS y que se remita a la Fiscalia “los indicios respecto a los presuntos delitos de perjurio, falsificación y uso de documentos falsos”.

“Al crear la comisión para revisar la selección de los miembros de la Corte Constitucional, la mayoría del Consejo actuó de manera dolosa, desconociendo decisión legítima de autoridad competente”, expresó.

Según el parlamentario, el presidente del CPCCS, José Carlos Tuárez, desconoció la facultad fiscalizadora de la Asamblea Nacional, incurrió en “falta de probidad notoria, acciones de proselitismo político e infringió la ética laica”.

AMPLIO DEBATE

En el debate participaron varios asambleístas. La legisladora Gabriela Rivadeneira, de la bancada correísta, dijo que los parlamentarios de la revolución ciudadana piden al Legislativo el archivo del juicio político contra los cuatro consejeros del CPCCS. La congresista indicó que a los vocales que fueron electos no les aplica la figura de juicio político sino la revocatoria del mandato.

La presidenta de la Comisión de Fiscalización, Johanna Cedeño, aseguró que a los miembros del CPCCS se les garantizó el derecho a la defensa y se respetó el debido proceso.

De acuerdo con el legislador Henry Cucalón, el CPCCS estatizó la participación ciudadana y no luchó contra la corrupción. “De la mano del pueblo se decidirá si se limitan sus atribuciones o se elimina a esa institución”, manifestó en el Pleno.