OPINION

Editorial: El FMI


El Fondo Monetario Internacional (FMI) evalúa si el Ecuador cumplió o no con las metas propuestas. En caso de que la respuesta sea favorable, el país accederá a un nuevo desembolso de $ 251 millones. Ojo, no es un obsequio del organismo, es un crédito, es decir, más deuda.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) evalúa si el Ecuador cumplió o no con las metas propuestas. En caso de que la respuesta sea favorable, el país accederá a un nuevo desembolso de $ 251 millones. Ojo, no es un obsequio del organismo, es un crédito, es decir, más deuda.

Pero para que el FMI le dé al Estado esos $ 251 millones, deben haber compromisos en torno a la política económica que se desplegará en la nación.

Una de esas reformas apunta, claramente, al alza de impuestos. ¿Qué impuesto subirá? En las últimas semanas se ha especulado con especial énfasis en el incremento del IVA.

Lo que aún no sabe el gobierno es bajo qué pretexto subirlo. La semana pasada quisieron utilizar la deuda del Estado con los jubilados como la razón por la cual iban a alzar el IVA. La vía era mediante una Ley de Solidaridad, similar a la que hizo Correa durante el terremoto.

Quienes integran el equipo económico de este régimen deben tener en cuenta que una medida de esta naturaleza puede traer consecuencias garrafales para los ecuatorianos.

Recordemos que ya redujeron los subsidios y esto se vio reflejado directamente en el costo de la gasolina y el diésel.

Quizás y se entiende que no afecta a los más pobres, pero la economía de la clase media sí se vio golpeada de forma directa.

Ahora, si se sube el IVA, los precios de los productos automáticamente aumentarán y con ello, también se elevará el costo de la canasta básica familiar, pero, en cambio, los salarios se mantienen congelados.

Esa relación diametralmente opuesta entre ingresos vs egresos es lo que estanca la economía de nuestro país.

Más bien, desde el gobierno debe buscarse el mecanismo de frenar el gasto excesivo del Estado, sin afectar los programas sociales, algo que hasta ahora se resiste a hacer.