NACIONAL

Ejecutivo presentó reformas a Ley de Movilidad Humana que acelera deportación de extranjeros


QUITO.- El Ejecutivo entregó a la Asamblea Nacional un proyecto de reformas a la Ley de Movilidad Humana que endurece los requisitos para el ingreso de extranjeros y se prevé la deportación para aquellos que infringen la Ley.

QUITO.- El Ejecutivo entregó a la Asamblea Nacional un proyecto de reformas a la Ley de Movilidad Humana que endurece los requisitos para el ingreso de extranjeros y se prevé la deportación para aquellos que infringen la Ley.

El proyecto fue entregado en manos del presidente de la Asamblea, César Litardo, por parte de la ministra del interior, María Paula Romo y el canciller, José Valencia.

Según la ministra del Interior el proyecto actualiza algunos contenidos de la Ley y se revisa el capítulo que tiene relación con el tratamiento a los ciudadanos de Unasur, tomando en consideración que el Ecuador ya no hace parte de ese organismo regional.

Las reformas mejoran los procedimientos para deportar a los ciudadanos extranjeros que cometan delitos en Ecuador. “Hay una manera de tratar a las personas que vienen al Ecuador, cumplen con la Ley y se incorporan a las obligaciones y obligaciones que el Estado impone, pero hay un tratamiento distinto a las personas que infringen la Ley”, anotó.

Se plantea un trámite más expedito para poder deportar con mayor agilidad a las personas que cometen delitos y contravenciones; para ello, se propone tiempos más cortos y ágiles; y la Ministra del Interior aclaró que no implicarán reformas al Código Integral Penal (COIP).

Recordó que los procedimientos que se establecen hoy para la deportación de extranjeros se vuelven más engorrosos y “vuelven casi imposible este trámite, y lo que estamos haciendo es acortar los plazos y convertirlo en un trámite donde intervendrán menos autoridades, en el proceso”, explicó Romo.

Reveló que hasta junio pasado en el país hay 128 ciudadanos venezolanos sentenciados en el sistema penitenciario en el Ecuador, y si se compara eso con más de 30 mil sentenciados del total, el porcentaje no es el que explica todo el fenómeno; pero el mensaje es que todo extranjero en el país debe cumplir con la Ley.