SUCESOS

Uno fue procesado por la muerte de sus padres y el otro de un taxista ¡Trastornos mentales los salvaron de las máximas sentencias por asesinato!


Claudio Alexander Mera Echeverría, de 42 años y Néstor Alberto Romero Romero, de 38, fueron declarados culpables por los delitos de asesinato, pero al detectarse problemas mentales en el proceso, solo recibieron una parte de la condena.

Claudio Alexander Mera Echeverría, de 42 años y Néstor Alberto Romero Romero, de 38, fueron declarados culpables por los delitos de asesinato, pero al detectarse problemas mentales en el proceso, solo recibieron una parte de la condena.

TAXISTA

En febrero de 2017, el taxista Luis Delfilio Rodríguez Cabezas, fue asesinado a puñaladas en la avenida Circunvalación Norte y vía Limón, en Machala.

Fiscalía indicó que las investigaciones revelaron que, presuntamente, por un presunto lío de faldas ocurrió el crimen donde estuvieron involucrados Gabriel Paúl P. O., Alias ‘El Negro’ y Claudio Alexander Mera.

Policía indicó en su informe que aparentemente hubo un forcejeo entre la víctima y los sujetos, lo que dio lugar a que uno de ellos ataque al transportista hiriéndolo de muerte al cortarle el cuello. Se conoció que la víctima pidió auxilio a través de la radio.

Cuando llegó el personal del Ministerio de Salud para atender la emergencia, lamentablemente la herida en la víctima era grave, lo que provocó su muerte.

Gabriel P. O. fue detenido en agosto de ese mismo año, luego de un operativo efectuado en el sector del Tropezón en Huaquillas. En el proceso fue declarado culpable.

Luego de 9 meses, en noviembre de 2017, hasta las oficinas de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Virolentas (DINASED) llegó para entregarse voluntariamente Claudio Mera.

El 25 de junio pasado se realizó la audiencia de juzgamiento en el Tribunal de Garantías Penales de El Oro integrado por los magistrados Carmen Cadena, Silvia Zambrano y Manuel Zhapan.

De forma unánime declararon al ciudadano culpable del delito de asesinato, en calidad de autor directo y le pusieron la pena de dos años con cinco meses.

Según los jueces, esta sentencia la dictaron porque el acusado sufriría de trastornos mentales y no era conciente al momento de participar en el crimen.

En la sentencia también recibió una multa de nueve salarios básicos unificados y una reparación integral de 30 mil dólares que deberá pagar a los familiares de la víctima.

PADRES

Amanecer trágico se dio el 1 de febrero de 2018, en la vivienda de la familia Romero, que está ubicada en la calle Gerardo Fernández, entre Buenavista y Napoleón Mera, cuando Néstor Romero le quitó la vida a sus padres Miguel Alberto Romero y Carmen de los Ángeles Romero.

Un testigo confesó en Fiscalía que todo estaba tranquilo, de pronto se escucharon gritos y luego voces que decían repetidamente “papito, mamita perdóneme, no quería hacerlo”, circunstancia en la que se habría producido el ataque a la pareja y en la que el agresor habría utilizado una piedra.

Al llegar los agentes de la Policía Nacional, se contactaron con la persona que dio la alerta que resultó ser hija de los fallecidos, con quien ingresaron a la vivienda.

Según un informe policial, al dirigirse a la planta alta vieron bajar al sospechoso con su cuerpo semidesnudo y ensangrentado, optando por interferir su paso, pero presentó resistencia y continuó hacia la puerta principal.