OPINION

Minería ilegal


Romel Chiriboga

Son conocidos los problemas derivados de la minería sin los estándares de protección de los recursos biofísicos y sin regularización para su control. Un caso que preocupa a toda la provincia es la calidad ambiental de la cuenca del río Santa Rosa cuya parte más alta limita con el cantón Atahualpa que integran en conjunto con Zaruma y Portovelo el correspondiente distrito minero; basta con mirar ese mal ejemplo de alta carga contaminante de las aguas del río Puyango para pensar que pasaría si sucede lo mismo en Santa Rosa. Con actitud de compromiso, conciencia ambiental y preocupación por el futuro de sus conciudadanos la Ec. Rosa Orellana, asambleísta por El Oro expuso ante la Asamblea días atrás las situaciones que se deben considerar desde la legislatura para remediar los daños y prevenir las situaciones fuera de la ley que puedan acontecer en el tema de la contaminación por riesgo minero. La minería en zonas sensibles como la cuenca del río Santa Rosa hacia la microcuenca Sur de captación de agua por parte de la empresa municipal, así como por la parte noroeste de la cuenca hacia la vertiente del río Birón deben tener un manejo y control estricto por los entes de regularización y del mismo municipio, especialmente en la época de invierno, pues por la configuración geográfica y las actividades agropecuarias se vuelve más vulnerable al agresivo acarreo por escorrentía de suelo, piedras y oro presentes en esta zona aurífera del cantón. Existen expedientes abiertos en el MAE, ARCOM y SENAGUA por el tema de pasivos ambientales producto de la contaminación a falta de control de la minería ilegal de aluviales practicados en la zona del río Birón en Bellamaría, por lo que es indispensable que los funcionarios vinculados al tema acojan la preocupación de la población y ejecuten un programa urgente para preservar la calidad ambiental y especialmente del recurso hídrico en esta importante cuenca hidrográfica.