SUCESOS

Señora sufrió grave accidente


Con heridas en el lado derecho de la parte baja del vientre, a la altura del cuello y las piernas, resultó la señora Aidé Manosalvas, de 56 años, al accidentarse la tarde del lunes mientras viajaba como pasajera en una moto, por la calle 9 de Mayo y Décima Tercera Norte.

Con heridas en el lado derecho de la parte baja del vientre, a la altura del cuello y las piernas, resultó la señora Aidé Manosalvas, de 56 años, al accidentarse la tarde del lunes mientras viajaba como pasajera en una moto, por la calle 9 de Mayo y Décima Tercera Norte.

La ahora afectada atiende un puesto de venta de legumbres y verduras en la calle antes nombrada y Boyacá, a eso de las 18:15 cerró el local y le pidió a su hijo que la llevara a la casa en su motocicleta. El hijo atendió el pedido y emprendieron el viaje hacia el domicilio cerca de la Circunvalación Norte.

Al llegar la moto a la Décimo Tercera, una camioneta cruzó veloz por esta última, lo que obligó al motociclista a improvisar una maniobra para evitar darse frontalmente contra el automotor, lo que dio lugar a que se desvía hacia un costado impactándose contra un montón de chatarra.

El conductor cayó hacia un costado y la señora justo sobre el montón de latas, fierros y botellas, lo que provocó en ella heridas penetrantes y superficiales, su hijo no sufrió consecuencias mayores y esto le permitió ayudar a su madre cubriéndole las heridas con unos trapos que una moradora le regaló.

En vista que sangraba mucho se solicitó una ambulancia y pocos minutos más tarde fue retirada del lugar, su hijo a bordo de su moto se movilizó detrás de la unidad de auxilio para asistir a su progenitora.

Contó el hijo que su madre suele cerrar el puesto de ventas pasadas las 19.00 pero el lunes porque desde la iglesia evangélica de la que es miembro la invitaron para una ceremonia, adelantó la salida.