OPINION

Editorial: ¡Una medida inoportuna!


Desde ayer fue cerrado un carril del paso a desnivel por parte de la Municipalidad, con la finalidad de dar un mantenimiento integral a la estructura. La obra, indudablemente, era necesaria, pero ¿Era el momento oportuno para hacerlo?

Desde ayer fue cerrado un carril del paso a desnivel por parte de la Municipalidad, con la finalidad de dar un mantenimiento integral a la estructura. La obra, indudablemente, era necesaria, pero ¿Era el momento oportuno para hacerlo?

Los conductores se quejan del tráfico, más aún en esta época que permanece cerrada la avenida Ferroviaria.

Lo lógico era esperar que termine de construirse la avenida Ferroviaria, al menos hasta que se abra el paso vehicular en esta arteria y luego sí, cerrar el paso a desnivel para dar el mantenimiento, que insistimos, era necesario.

No se trata de molestar ni entorpecer la gestión municipal, por el contrario, el objetivo es visibilizar el descontento generalizado, de forma especial, de los conductores.

Este diario, hace unas semanas atrás, publicó el caos vehicular registrado en cinco puntos, denominados críticos, en Machala.

Uno de esos puntos críticos es la avenida Édgar Córdova Polo, desde la 25 de Junio hasta la Marcel Laniado.

En esta época, la congestión es más visible, de forma especial, pasado el mediodía, porque a esa hora, en ese tramo, se registra la salida de estudiantes de distintas instituciones educativas que existen en la zona: Escuela Diego Minuche, colegio UNE, Hermano Miguel, colegio Atahualpa, etc.

Entonces, cerrar un carril del paso a desnivel torna aún más dificultuoso el paso para quienes desean entrar o salir del casco urbano de la capital orense.

La medida está tomada y los conductores se han pronunciado. ¿A quién se le ocurrió?, eso es algo que el señor alcalde sabrá, aunque quizá no lo desee responder. Insistimos, la medida era necesaria, pero no por eso deja de ser inoportuna.