INTERNACIONAL

Nicolás Maduro intenta contrarrestar el informe de la ONU liberando a 22 presos


El Gobierno de Nicolás Maduro buscó el viernes un lavado de imagen con un gesto que se ha convertido ya en habitual en los momentos de mayor presión internacional. Un día después de la publicación del durísimo informe de la ONUque recoge las denuncias de la alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, la justicia venezolana liberó a 22 presos políticos entre los que se encuentran la juez María Lourdes Afiuni y el periodista Braulio Jatar.

El Gobierno de Nicolás Maduro buscó el viernes un lavado de imagen con un gesto que se ha convertido ya en habitual en los momentos de mayor presión internacional. Un día después de la publicación del durísimo informe de la ONUque recoge las denuncias de la alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, la justicia venezolana liberó a 22 presos políticos entre los que se encuentran la juez María Lourdes Afiuni y el periodista Braulio Jatar.

La decisión, confirmada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), había sido anunciada poco antes en Ginebra por la propia Bachelet, que visitó Caracas entre el 19 y el 21 de junio y pudo comprobar de primera mano el grave deterioro de los derechos bajo el régimen chavista.

La alta comisionada de Naciones Unidas trasladó una diplomática felicitación a Maduro. En su opinión, la medida “muestra un nuevo compromiso de las autoridades venezolanas con la resolución de los múltiples desafíos en materia de derechos humanos que enfrenta el país”.

El informe de su oficina da cuenta de la crisis social y económica, el colapso sanitario, la emergencia alimentaria y el abuso de las fuerzas de seguridad en Venezuela. Se trata de un panorama que deja muy mal parado a Maduro y le retrata de forma inequívoca como el responsable político de esa situación y su agravamiento crónico desde la muerte del expresidente Hugo Chávez, en 2013.

A estas dos liberaciones se suman las de un grupo de presos con menor perfil público, en su mayoría líderes estudiantiles un colectivo que lleva años protestando contra el régimen. Según Bachelet, se trata de un primer paso. “Las bienvenidas liberaciones de 62 detenidos (que se produjeron el mes pasado) junto con 22 más, incluidos el periodista Braulio Jatar y la juez Lourdes Afiuni, y la aceptación de las autoridades de dos de mis oficiales de Derechos Humanos en el país significan el inicio de un compromiso positivo”, manifestó la expresidenta de Chile. Su informe, demoledor, dibuja un deterioro imparable de la democracia en Venezuela.