OPINION

Editorial: Vigilantes


Esta semana deben empezar los trabajos de ampliación a cuatro carrilles del tramo vial comprendido desde Río Siete hasta Naranjal. Así lo anunció el viernes anterior el vicepresidente, Otto Sonnenholzner, durante su visita a la capital orense.

Esta semana deben empezar los trabajos de ampliación a cuatro carrilles del tramo vial comprendido desde Río Siete hasta Naranjal. Así lo anunció el viernes anterior el vicepresidente, Otto Sonnenholzner, durante su visita a la capital orense.

El segundo mandatario, además, señaló que en 2020 será entregado el tramo Naranjal – Tenguel y que hasta el 2021 estará en un 70 % la vía Tenguel-Río Siete.

Por eso hay que estar vigilantes: todos. Transportistas, sectores productivos, agricultores, medios de comunicación, es decir, todos.

Y hay que estar vigilantes porque no puede ser que otra vez intenten tomarnos el pelo. Ya es momento que las visitas presidenciales se constituyan en hechos y no en ofertas. Durante el correísmo, se cansó de venir el expresidente, hacerse el desentendido. Decir que no conocía lo que había pasado. Mostrarse indignado, maltratar a los directores provinciales de transporte de turno y luego de toda esa parafernalia, al final del día, no hacer nada porque nunca hubo decisión política ni administrativa para ejecutarlo.

Algo similar notamos en los discursos de Moreno y Sonnenholzner. No entienden por qué no se había ejecutado esta vía antes. Y reiteran lo mismo que sus antecesores: que esta vía es la segunda más importante del país por el tráfico vehicular, por el traslado de productos, por su función productiva, etc.

Por eso, estaremos atentos a que esta semana inicien los trabajos en la vía. Lo dijo Sonnenholzner, públicamente, en una entrevista radial.

Y no se aceptan más excusas: que la contratista, que la concesionaria, nada. El dueño de la vía es el Estado. Ellos deben exigir a quien hayan delegado el cumplimiento de lo escrito.

Esta vía debería ser de ser carriles, pero bueno, por lo menos dijeron que va a ser ampliada a cuatro. Esperemos que así se de, pero sobre todo, que se ejecuta en los tiempos previstos. Ya basta de que nos tomen el pelo.