OPINION

Tiempos difíciles


Estamos en un momento decisivo, un punto de estado donde se promulga casi siempre que los tiempos van a cambiar, pero casi en absoluto no cambia, más bien se empeora, y es que la situación económica no da tregua, no cesa, asfixia de forma exasperante, no hay ningún ciudadano/a en este país que diga que está bien económicamente, las cifras son alarmantes,

Estamos en un momento decisivo, un punto de estado donde se promulga casi siempre que los tiempos van a cambiar, pero casi en absoluto no cambia, más bien se empeora, y es que la situación económica no da tregua, no cesa, asfixia de forma exasperante, no hay ningún ciudadano/a en este país que diga que está bien económicamente, las cifras son alarmantes, el 4,8 % está sin trabajo, equivale a más de 300.000 ecuatorianos/as sin ninguna fuente de ingresos, es espantoso, si los que tenemos trabajo sufrimos, ahora pónganse en el lugar de los sin trabajo, es una cosa de locos/as.

El gobierno con las disculpas del caso no ha sabido manejar correctamente la situación, no existen obras de gran infraestructura, no hay circulante de dinero, no hay el millón de empleos que prometió, no hay la reactivación económica, no hay estabilidad económica, pero el precio del barril se ubica por encima de los 80 dólares americanos, y entonces como hablamos??.

En los actuales momentos solo se habla, se escribe y se escucha los casos de corrupción del anterior gobierno, en estos dos años de gobierno leninista, es la razón de ser del actual gobierno, no hay derecho y donde esta esa huella que diferencia con el anterior régimen, donde quedó que se va a manejar en forma excelente los destinos del país, solo fueron cantos de sirena, este gobierno va a pasar a la historia como negligente, sin obras un gobierno de transición, de puente vacacional, para que el próximo gobierno marque la diferencia, necesita oxigenarse en virtud de hacer las mejoras en bien del país, está bien que combata la corrupción, pero haga trabajar al país, ya aburre tanta descomposición.