NACIONAL

Nebot: Cynthia, toma la posta, alcaldesa


GUAYAQUIL. Jaime Nebot y Cynthia Viteri.

GUAYAQUIL.- Durante una ceremonia en el Salón de la Ciudad de Guayaquil, Jaime Nebot Saadi, cerró 19 años de gestión en la alcaldía, dando paso a la alcaldesa electa Cynthia Viteri.

En su discurso, Nebot se refirió a algunos temas relativos a la ciudad, a su trayectoria como alcalde y a los sentimientos que lo embargan en esta jornada especial.

“No podemos permitir que lo que hemos ganado con tanto esfuerzo nos sea arrebatado jamás. Por el contrario tenemos que ampliarlo. Tenemos que seguir haciendo realidad nuestros sueños. Pero mi gran obra ha sido servirlos a ustedes, elevarles la autoestima, aún más, de lo que ya la tenían, después de las horas negras del caos en esta ciudad que fue calificada hace más de 20 años como la calcuta de América y hoy es la envidia de América y no lo digo yo...”

La ceremonia reunió a exmandatarios, autoridades civiles de la ciudad y la provincia, representantes de sectores productivos y a las autoridades entrantes.

Nebot destacó los logros alcanzados para la ciudad y agradeció al equipo de colaboradores políticos y administrativos que apoyaron su gestión.

“Se hizo con los impuestos más bajos del Ecuador y el apoyo de la empresa privada, destacando obras como la terminal aérea, los sistemas metrovía, aerovía y el dragado del puerto, entre obras que transformaron la ciudad”.

Nebot invitó a Viteri a sentarse en el sillón de Olmedo. “Cynthia, toma la posta, alcaldesa, toma el timón, los guayaquileños y tú lo tienen todo para hacerlo bien. Siéntese donde le corresponda y presida esta sesión”, le dijo al finalizar un discurso de 19 minutos

Deseó éxitos a su coidearia, quien hoy instalará su mandato con una ceremonia oficial de inicio de su gestión para los proximos 4 años.

Cynthia Viteri es la segunda mujer que ocupa el sillón de Olmedo en la historia de Guayaquil.

En su discurso aprovechó para agradecer a Jaime Nebot por la gran labor en la alcaldía: “La fuerza de este hombre se tomó nuestros corazones, ante el llamado para defender la ciudad, nuevamente Nebot logró encender nuestros corazones y que nuestro fuego ardiente viva en el alma de cada uno de nosotros. Y fueron ustedes, guayaquileños construyendo el malecón, ustedes defendiendo a la ciudad, a ustedes levantando al caído, ustedes siempre ustedes, en cada obra, en cada calle (...). Por eso hoy les digo, que estamos aquí juntos abrazando una misma causa, liderada por sus hombres y ahora también por sus mujeres”.

Y dejó entrever la posibilidad de una candidatura de Nebot a la Presidencia del Ecuador.

“Desde ahora, vaya a donde vaya, nosotros lo acompañaremos, que la grandeza que vivió Guayaquil, la viva también la nación”.

Entre aplausos y abrazos, Cynthia culminó su discurso con la promesa de siempre velar por los más débiles: “Pondré mi alma al servicio de esta ciudad, por ello le pido a Dios sabiduría, humildad y bondad, que cuando me falte fuerzas me de voluntad, y que cuando tenga que elegir, elija siempre por los más débiles. ¡Que viva Guayaquil, que viva mi ciudad!”