OPINION

Editorial: Reciclar


El país tiene un arcaico proceso de recolección de basura y lamentablemente, Machala no es la excepción.

El país tiene un arcaico proceso de recolección de basura y lamentablemente, Machala no es la excepción.

Pero para mejorar estas condiciones es necesario ejecutar un programa radical de concienciación y educación en el país entero, que parta desde las políticas que decida establecer el gobierno central, por intermedio del Ministerio del Ambiente.

Esa institución es la llamada a impulsar este proyecto con los gobiernos autónomos descentralizados.

El MAE debe trabajar de forma directa con los municipios y estos, a su vez, con los consejos barriales.

Allí, en cada sector, impulsar por lo menos la clasificación de los desechos, para de esa manera, evitar contaminar más aún nuestro entorno.

Entender por qué debe depositarse la basura en tres tipos de receptáculos distintos.

Pero además, el Ministerio de Educación juega un rol clave y trascendental.

Allí está la instancia para educar a las siguientes generaciones para que su futuro sea sustentable, pues desde temprada edad deben desarrollar los hábitos de la clasificación de los desechos.

Para tener una idea, Machala genera más de 300 toneladas de basura cada día.

¿Dónde van a parar todos esos desechos? Por eso es clave el reciclaje y la reutilización, conceptos que para nada son nuevos, pero que, sin embargo, todavía no están arraigados en nuestra sociedad, a tal punto de convertirlos en hábitos.

No hay espacio para tanta basura, recordemos que la materia no se destruye, solo se transforma, en ese contexto, es clave reutilizar, sobre todo lo plástico.

Además, también es necesario reducir el uso de práctico, pues su alta toxicidad atenta contra el planeta entero. El papel también contamina, especialmente por el mecanismo usado para obtenerlo.

Por eso, es necesario concienciar, estamos todavía a tiempo. El planeta muestra señales.