OPINION

Por un mercado laboral flexible


Jorge Calderón Salazar

Desde los inicios del gobierno del Presidente Moreno se establecieron diálogos con los diversos sectores, y los empresarios no fueron la excepción; de ahí que se establecieron varios acuerdos en aras de atraer inversión, facilitar procesos de contratación, etc. En lo que concierne al mercado laboral, es imperante que este sea flexible, de ahí que el Ministerio plantea nuevas modalidades contractuales que permitirán a los trabajadores contar con un registro de contrato laboral, afiliación al IESS, pagos de horas complementarias y suplementarias, estabilidad laboral, etc.; facilitando a los empresarios la contratación en sectores tales como: agrícola, turístico, ganadero, florícola, desarrollo y servicios de software, bananero y manufacturero, siendo sectores que realmente necesitan potenciarse.

Los nuevos modelos de contratos privados deben generar un efecto multiplicador en el empleo. La medida de ninguna manera pretende la precarización laboral, sino más bien brinda facilidades de empleo estacional y temporal para los trabajadores. El salario podrá ser cancelado diaria, semanal, quincenal o mensualmente conforme el acuerdo con el empleado.

Los modalidades contractuales son una oportunidad que el sector privado debe explorar para crear más plazas de trabajo, a un menor costo laboral porque ya no será necesario contratar a un trabajador a tiempo completo. Por ejemplo, una compañía que desarrolla eventos podrá contratar a las personas en función de la actividad económica y no de un contrato fijo. Así mismo, el trabajador también se beneficiará del tiempo libre que dedicará a otras actividades. Sin lugar a duda es una oportunidad para todos los sectores.