CIUDAD

Hospital del IESS celebró dos años del programa de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria


Ayer, en la plazoleta principal del Hospital del IESS, se celebró el segundo aniversario del programa de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria.

Ruth Valencia

rvalencia@diariocorreo.com.ec

Con una casa abierta, un teatro de títeres, música y disfraces de doctores y dinosaurios, se celebró el segundo aniversario del Programa “Aulas Hospitalarias”, del Hospital General Machala IESS, en coordinación con los ministerios de Salud y Educación, con el objetivo de garantizar el acceso y aprendizaje en el sistema educativo de niños y adolescentes en situación de enfermedad que se encuentran hospitalizados.

El evento se desarrolló ayer, desde las 10:30, en la plazoleta principal del Hospital del IESS, con la presencia de autoridades y pacientes que ya salieron de su tratamiento y recordaron sus días de horas lúdicas.

Dayla Caigua, trabajadora social y responsable del Programa en el Hospital General de Machala, señaló que el proyecto actualmente capacita a 30 niños, de ocho a 15 días en los que se encuentren hospitalizados.

Indicó que desde el primer año hasta el segundo se ha capacitado a 1.078, lo cual califica de positivo porque los infantes logran motivarse y expresarse a través de las actividades lúdicas que se realizan diariamente, además de insertarse en sus tareas académicas sin perder clases, por ello, enfatizó que el apoyo del ministerio de Educación es esencial para que esta política de salud continúe ejecutándose.

María Salazar, gerenta del Hospital General Machala IESS, dijo que este segundo aniversario del servicio se lo celebra potenciándolo e indicó que esto ayuda a que los pacientes mejoren anímicamente.

Salazar junto al equipo del hospital visionan expandir el programa en una aula más amplia y ejecutar una vinculación con la Universidad Técnica de Machala.

Por su parte, Lenín Romero, coordinador de la carrera de Artes Plásticas de la UTMACH, dijo que a través de las prácticas pre profesionales se pueden reforzar las actividades lúdicas, con clases de arte y pintura, utilizando materiales de acuerdo a la necesidad, debido a que estos talleres son de mucha utilidad y parte fundamental del tratamiento que reciben las niñas, niños y adolescentes”, expresó.