CANTONAL

Familiares sorpendieron con una fiesta a don Luis Limones


Luis Limones, ciudadano reconocido en la ciudad por ser una persona humilde y colaboradora, atraviesa momentos difíciles en su salud.

Luis Limones, ciudadano reconocido en la ciudad por ser una persona humilde y colaboradora, atraviesa momentos difíciles en su salud.

Los médicos le diagnosticaron una enfermedad grave, que solo un milagro puedo salvarlo, pero su familia no pierde la fe en Dios para que mejore.

En días anteriores, sus familiares y amigos se unieron para celebrarle el cumpleaños #62 con la finalidad de motivarlo para que siga con su lucha y pueda combatir la enfermedad.

Es socio del sindicato de Choferes Profesionales de Pasaje, era comerciante de carne de cerdo por muchos años y muy querido por la comunidad pasajeña.

Cada año aportaba en las fiestas patronales de Oña, los priostes como muestra de agradecimiento también estuvieron presentes en su onomástico, de igual forma llegaron vecinos de la ciudadela Justicia de Dios, La Adolfina y grandes amigos.

“Cuando eran las fiestas, él nos ayudaba con la tradicional vaca loca, artistas y en lo que él más podía, hoy quisimos darle una sorpresa y devolverle con mucho cariño los momentos de alegría y diversión que nos hacía pasar”, expresó un prioste de Oña.

Con la presentación de varios artistas locales disfrutaron una tarde y noche junto a don Luchito, como le dicen cariñosamente, a pesar de estar postrado en una silla, con una mirada fija y lágrimas en sus ojos agradeció a todos por esa gran sorpresa que de seguro lo lleno de felicidad por unas horas.

Según indicó un amigo cercano que la enfermedad lo tiene muy mal y solo un milagro lo podrá salvar, ellos oran por que se mejore su salud y tenerlo más años compartiendo buenos momentos.