CIUDAD

Ramos son bendecidos en el inicio de Semana Santa


La catedral de Machala estuvo repleta en las cuatro misas de ayer. Los devotos acudieron a bendecir sus ramos para conmemorar la llegada de Jesús a Jerusalén y que marca el inicio de la Semana Santa. Los feligreses refrendaron su catolicismo en esta Eucaristía y continuará durante la Semana Santa.

Por Ruth Valencia

Con cánticos, redención y alegría, la gente avanzaba en las largas filas que se formaron en la puerta principal de la Catedral de Machala, para bendecir sus palmas y escuchar la prédica de la Pasión durante la Eucaristía.

Entre sus manos decenas de fieles llevaban distintos arreglos de ramos, en representación a la entrada triunfal que realizó Jesús en Jerusalén, cuando fue aclamado por la multitud como el Mesías, según relatos bíblicos.

En Machala, desde las 7:30, gente de todas las edades, cumplieron con la cita religiosa de la misa de Domingo de Ramos, que marcó el inicio de las actividades por Semana Santa.

BENDICIÓN

La bendición de los ramos y palmas fue acompañada de alabanza, oración y plegaria, en la que también algunos creyentes aprovecharon para bendecir cruces y cuadros religiosos y así conservarlos en sus casas.

Brenda Maldonado, se encontraba en el exterior de la iglesia junto a más religiosos escuchando la prédica debajo de un árbol para cubrirse del intenso sol, debido a que no alcanzó a ingresar al santuario, por la multitud de gente.

En sus manos cargaba seis cruces y tres ramos que copaban sus brazos, comentó que son detalles que ella bendice y guarda hasta la visita de sus hermanos que viven en el exterior.

MISA

Durante el sermón el Sacerdote refirió el Evangelio de San Mateo, donde narra cuando “la gente alfombró el camino de palmas, por el que pasó Cristo y gritaban ¡Bendito el que viene como Rey en nombre del Señor! Paz en el cielo y gloria en lo alto”.

Además indicó que este es un momento de reflexión y gratitud a la presencia de Dios para agradecer una vez más por el don de la vida.

Luego invitó a obrar conscientemente en la Semana Santa, proclamar sobre el misterio en el Evangelio de Mateo, 26:14-27:66 y reflexionar en la palabra de Dios.

Jóvenes y niños en brazos también fueron llevados a las iglesias por sus familias, donde participaron de la misa.

CELEBRACIÓN

Fernanda Martínez, participó desde las 8:40, en la celebración eucarística. La joven madre llevó a su hija Cristina, de ocho meses, para “darle gracias a Dios y bendecir su vida y su hogar”.

“Traje a mi hija para que siga con el catolicismo desde pequeña”, mencionó Martínez, quien también estuvo acompañada por su hermana y sus dos sobrinas, de siete y ocho años.

Asimismo, Jessica Marín, asistió con su hija Emily de 13 años, para que no pierda la costumbre y tradición de fe, porque es importante que “desde jóvenes sientan el amor de Dios y sean agradecidos de su misericordia”.

Franklin Ruiz, es católico desde niño, y manifiesta su religión cumpliendo con todas los compromisos importantes con Dios. Él asistió a la Catedral para agradecerle a Dios de volver a unir a su familia después de un mal entendido de herencias.

FE

Comentó que por varios meses visitaba por las tardes la iglesia para conversar con Dios de que los corazones de los que más ama no se lastimen por cosas materiales.

“La contestación de Dios se dio un día antes del Domingo de Ramos, a través de una conversación con mis hermanas donde dejamos de lado el dolor y el perdón se hizo presente”, explicó.

Los fieles no solo cumplieron con los mandatos eclesiásticos sino también gubernamentales, al no comprar ni comercializar palmas de cera y utilizar en su lugar, ramos de olivos, romero, arrayán, manzanilla.

Asimismo, hojas y flores de maíz, totora, espigas de trigo y cebada, sigse, paja, ciprés y laurel, en cumplimento con la campaña “Tradición y Conservación van de la mano”, para evitar la comercialización de las palmas de cera y así evitar la deforestación masiva de los bosques andinos.

Creyentes

Orlando Chávez

Recibir la bendición es pedir a Dios, que nos libre de angustias y nos dé fuerzas para luchar por nuestras familias y por mi trabajo que me da para llevar el pan de cada día”.

Brenda Maldonado

“Cada vez debemos más generosos, desprendidos con las cosas materiales y solidarios con el que menos tiene, para que así el Señor siga teniendo misericordia con nosotros”.

Luz Quinde

”Este día es un tiempo de agradecimiento por todo lo que Jesús padeció por nosotros. Dios nos está llamando a instruir a nuestros hijos desde pequeños para que así sean salvos”.

Franklin Ruiz

“El creyente debe estar en oración mañana, tarde y noche, para ayudar a los familiares amigos, sacerdotes, enfermos y desamparados desde lo espiritual, si no se tiene lo material”.