NACIONAL

CAL se reúne hoy para resolver si investigan a Elizabeth Cabezas, presidenta de la Asamblea


El Consejo de Administración Legislativa (CAL) se reunirá este domingo, 31 de marzo a las 13:00, para conocer el pedido de la asambleísta, Amapola Naranjo (antes AP), de que se investigue a la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, por supuesto boicot sobre el debate de los INA Papers, que involucrarían al círculo familiar del presidente de la República, Lenín Moreno.

QUITO.- El Consejo de Administración Legislativa (CAL) se reunirá este domingo, 31 de marzo a las 13:00, para conocer el pedido de la asambleísta, Amapola Naranjo (antes AP), de que se investigue a la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, por supuesto boicot sobre el debate de los INA Papers, que involucrarían al círculo familiar del presidente de la República, Lenín Moreno.

Naranjo volvió a presentar el pasado 26 de marzo el pedido de que se integre una comisión multipartidista para que procese a Cabezas por los “graves hechos que se desprenden de un audio difundido a través de las redes sociales y medios de comunicación, acerca de una conversación con la ministra del Interior, María Paula Romo, mantenida el 7 de marzo, que compromete la imagen de la Asamblea Nacional”.

El CAL en una sesión anterior no dio paso a la petición de Naranjo, porque no reunía los requisitos contemplados en la Ley Orgánica de la Función Legislativa respecto a la denuncia juramentada. La legisladora de la bancada de la Revolución Ciudadana pidió ser recibida en el CAL, para fundamentar su acusación y además solicitar que Cabezas se excuse de conocer esta causa, porque sería juez y parte, dijo.

Naranjo admitió que hubo un error en la primera petición contra Cabezas, por no proceder a notarizar un alcance presentado en la denuncia.

Recordó que por la difusión del audio donde se escucha a la Presidenta de la Asamblea y la Ministra del Interior se desprenden varias irregularidades que afectan a la imagen del Parlamento y no solo el vocabulario soez que se usa en el diálogo; sino el desempeño de las funciones de presidenta, lo cual está reñido con la moral y la ética y es incompatible con las funciones de una asambleísta, dijo.