OPINION

Editorial: Prosur


Presidentes de siete países de Sudamérica pusieron ayer en Chile la lápida a la Unasur, un bloque regional alineado a la izquierda.


Presidentes de siete países de Sudamérica pusieron ayer en Chile la lápida a la Unasur, un bloque regional alineado a la izquierda.

Los gobernantes de Chile, Sebastián Piñera; Colombia, Iván Duque; Perú, Martín Vizcarra; Argentina, Mauricio Macri; Brasil, Hernán Bolsonaro; Ecuador, Lenín Moreno; y Paraguay, Mario Abdo Benítez, suscribieron el nacimiento del nuevo organismo regional denominado Prosur, que más bien se alinea a las políticas de derecha predominantes en esta era.

La primera medida de este organismo naciente fue excluir a Venezuela, porque se consideró que no cumple con los requisitos en materia de democracia, Estado de Derecho y libertades individuales.

Es importante que se haya dado paso a la creación de este organismo regional que busca generar acuerdos conjuntos entre las naciones que lo integran.

Sin embargo, vale apuntar, que es necesario que este nuevo ente sea distinto en eficiencia y naturaleza al recientemente sepultado Unasur.

No debe tratarse, bajo ningún concepto, en apenas un foro ideológico que adoctrine a militantes.

Al contrario, debe basar en la democracia su fortaleza, para encontrar igualdades en la región, similitudes entre las naciones, que apunten al desarrollo sudamericano, con decisiones que vayan más allá de ideologías.

La única ideología predominante en la región debe ser la del progreso, para combatir el hambre y la miseria con generación de fuentes de empleo, en búsqueda del desarrollo.

Para el efecto, son necesarios acuerdos integrales, con políticas claras, sin egoísmos y con la firme decisión de sacar adelante a las naciones que integran el bloque y, por qué no, pensar en reunir a más países para fortalecerse institucionalmente, sin burocratizar el nuevo ente y con una visión clara de hacia dónde quieren llegar.

No se debe tratar solo de sustituir a Unasur por diferencias idelógicas, sino de darle un auténtico sentido a este esfuerzo conjunto de las naciones.