CANTONAL

La guata de ‘Cañitas’, el plato preferido de los pasajeños


PASAJE. Félix Ayora más conocido como Cañitas, vende variedad de comida en su agachadito.

Con la reubicación que se hizo de comerciantes que ocupaban las calles del antiguo mercado, varios negocios denominados “Agachaditos” tuvieron que buscar un local para continuar con sus ventas.

Ese es el caso de don Félix Ayora, más conocido como “Cañitas”, vendía en la calle Juan Montalvo entre San Martín y Rocafuerte, ahí llegaba con su triciclo de comida preparada y ya varios clientes lo esperaban, pero con la reubicación de los comerciantes tuvo que buscar un local para no tener problemas con los municipales.

“Nos sacaron de las calles, el alcalde mandó a echar brea, a dañar las calles, y por eso me tocó arrendar un local en el que pago $ 120,00 mensuales, no tengo mucha ganancia, pero toda mi vida eh vivido del comercio” expresó.

Don Félix tiene 59 años de edad, pero desde hace 15 años presentó un problema de salud en su pierna, con la enfermedad de varices, pero esto no ha sido impedimento para continuar con su oficio.

Es oriundo del cantón Sigsig, provincia del Azuay, tiene cuatro hijos de un primer compromiso donde su esposa falleció, pero luego volvió a formar un hogar y ahí tiene dos hijos, vive actualmente en la ciudadela Chofer 1.

En la entrevista nos contó porque el apodo de “Cañitas”, “Cuando fui joven era de contextura delgada y trabajaba en un villar, hice muchos amigos y me decían así, por eso en todo el cantón me conocen como cañitas” dijo con una sonrisa contagiante.

TRAYECTORIA:

Inicio hace unos 40 años atrás en el mundo del negocio, era empleado, le ayudaba a vender a un señor de apellido Sarango durante 20 años aproximadamente.

“Mi jefe preparaba la comida y yo vendía, luego aprendí yo mismo a preparar y decidí abrir mi propio negocio, me independicé, por el tiempo de trabajo me regalo la carretilla, unas ollas grandes y así empecé, luego poco a poco compré más implementos de cocina que necesitaba” manifestó.

Su rutina diaria empieza desde las 5h00 porque se levanta a preparar la comida, por ahora su hija le ayuda, debido a su problema de salud, luego arregla la carretilla con las ollas de comida y emprende su camino al negocio que está ubicado en la calle Juan Montalvo entre Enrique Coello y Rodrigo Ugarte.

A las 9h00 abre el local, pero ya hay varios de sus clientes esperando su llegada para desayunar, ahí trabaja hasta las 14h00, de viernes a miércoles “Cuando vendía por el mercado al medio día ya me desocupaba, pero ahora están bajas las ventas, debo esperar hasta las 14h00 para vender todo” aseguró el comerciante.

Además, indicó que no ha querido ir a ocupar un puesto de la plaza nueva, porque los espacios son pequeños y él tiene sus ollas grandes de comida.

En lo que se refiere a las ventas, tiene variedad de comida, pero lo que más piden sus clientes es la deliciosa guatita o el tradicional gua tallarín, “También vendemos seco de carne, pollo, tallarín y refrescos naturales, bien despachado y a precios cómodos”

Como emprendedor en la venta de alimentos preparados desea incluir en el menú caldo de bola y caldo de bagre, posterior parrilladas.

OPINIÓN:

Don Víctor Zhunio, va todos los días a comprar donde Cañitas y manifestó que lo que le gusta es la sazón y la buena atención que brinda el comerciante. “Lo conozco hace muchos años atrás y siempre vengo a comprar aquí comida” refirió el ciudadano.