OPINION

Drogadicción sin solución


Leonel Aguilera Nichole

Antes del gobierno de Correa, el consumo de sustancias psicotrópicas en el Ecuador, conllevaba a sanciones y quienes se encontraban inmersos en éstas adicciones, mantenían sus reservas a fin de no caer en manos de la justicia, y personas que eran detenidas, portando o consumiendo droga, se los sometía a un examen Psicosomático, el informe servía a los jueces para dictar su resolución.

De éste mortal vicio, que no ve: sexo, edad, color o posición social, existe la presunción, que al ex gobernante Correa, poco o nada le importó la suerte de quienes caían en las garras de las drogas, más bien sus alineados mediante una tabla, dieron a los adictos libertad de consumo, fieles testigos: calles, parques, plazas, mercados, sectores barriales, etc.; lugares en donde estos dan riendas sueltas, sin que los elementos del orden, puedan cumplir con su labor, en virtud al Art. 364 de la Constitución.

Considero, que mientras no se impulsen políticas serias y responsables a través de escuelas, colegios, Universidades, medios de difusión colectiva y complementando éstas, con construcciones de verdaderos hospitales de internamientos, muchos padres de familias, seguirá sufriendo la suerte de sus hijos (muerte o enfermedad). Al momento clausurar los centros de recuperación privados no es la solución; éstos, buenos, regular o malos, han venido coadyuvando al Estado, en una misión que es exclusivamente de él; en este caso, lo que debería de hacer el gobernante de turno, es brindarles su ayuda, con egresados en el área de salud, a fin que dichos profesionales, hagan el seguimiento a los adictos y locales en donde se encuentran internados, caso contrario, la lucha contra la drogadicción sería puro cuento…al igual que el combate a la corrupción.