SALUD

Graves consecuencias del bullying en los niños


El bullying se define como el maltrato escolar de forma psicológica o física que sufren muchos niños continuamente en la escuela por parte de otros niños. Además, hoy en día este tipo de agresión se ha extendido a las redes sociales y ha surgido el ciberacoso.

El bullying se define como el maltrato escolar de forma psicológica o física que sufren muchos niños continuamente en la escuela por parte de otros niños. Además, hoy en día este tipo de agresión se ha extendido a las redes sociales y ha surgido el ciberacoso.

El problema principal del bullying reside en la educación. Muchos padres no tienen el tiempo suficiente para estar con sus hijos y muchos colegios no cuentan con los recursos necesarios para poder implementar programas específicos contra este tipo de agresión.

Sentimiento de culpabilidad

De acuerdo con los expertos, la continua amenaza de ser maltratado puede tener consecuencias fisiológicas graves para la víctima del bullying. Hay evidencias de que con el tiempo esta experiencia puede alterar las respuestas biológicas del estrés y limitar la capacidad del individuo para responder a nuevos retos, poniéndole en mayor riesgo de sufrir enfermedades físicas.

Desde el punto de vista emocional, la víctima desarrolla un sentimiento de culpabilidad. A veces, la manipulación por parte de los agresores es tan grande que el niño maltratado llega a sentir incluso que lo está haciendo mal y que lo que los otros le están haciendo está justificado.

Enfermedades psicológicas

Dependiendo del tipo de víctima y el tipo de agresor, las consecuencias del bullying pueden variar.

Depresión. Las víctimas que sufren en soledad pueden acabar cayendo en una depresión. Esto provoca que se sientan tristes continuamente y aislados. Los padres también pueden sentirse frustrados al no comprender qué le sucede a su hijo.

Ansiedad. Las preocupaciones son constantes: ¿me pegarán mañana?, ¿se reirán de nuevo de mí?… Estas preocupaciones suelen estar acompañadas de problemas de concentración y, además, el niño antes de ir al colegio puede sufrir taquicardias, problemas gastrointestinales (diarreas y vómitos), etc.

Problemas de alimentación. Pueden existir tres tipos de trastornos alimenticios posibles. En los chicos, suele generarse obesidad (generan ansiedad por comer para paliar sus angustias). Las chicas suelen sufrir trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia.

Fuente: www.muysaludable.sanitas.es