OPINION

La trampa del voto nulo


El voto nulo es una opción válida del elector y demuestra la decisión firme de no optar por ninguno de los candidatos en una contienda electoral.

He visto una serie de grupos que apoyan este voto para la elección de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana. Esta opción resulta peligrosa porque a mayor cantidad de votos nulos, el universo de votos válidos se convierten en el 100 % del total a considerar para la distribución porcentual de los candidatos.


El voto nulo es una opción válida del elector y demuestra la decisión firme de no optar por ninguno de los candidatos en una contienda electoral.

He visto una serie de grupos que apoyan este voto para la elección de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana. Esta opción resulta peligrosa porque a mayor cantidad de votos nulos, el universo de votos válidos se convierten en el 100 % del total a considerar para la distribución porcentual de los candidatos.

Las opiniones contrarias a esta campaña sostienen que el voto nulo dará mayores posibilidades a los candidatos camuflados de la línea correísta, que buscarán con seguridad llevar a cabo sus protervas intenciones.

El fondo de esto viene por el peligro potencial que conllevaría el mal manejo de esta función del Estado, debido a los superpoderes que ostenta, incluso con injerencia sobre los otros. El control de este organismo en manos de individuos descalificados ocasionará conmoción nacional y la desestabilización política del gobierno de turno. Este poder en manos correístas, nos llevaría al Apocalipsis del Ecuador.

No comparto que el camino óptimo sea apoyar el voto nulo, pienso que se debe identificar a los candidatos y sus antecedentes para guiar al electorado a escoger de manera correcta. No estamos en un proceso de referéndum donde vamos a contestar afirmativa o negativamente sobre un tema en particular, estamos frente a una elección entre candidatos y tendremos que escoger y hacerlo bien.

Una campaña del voto nulo es peligrosa porque la escasa cultura del electorado nos podría jugar una mala pasada; habrá una gran masa electoral que al final marcará la papeleta como pueda, sin necesariamente seguir de manera consciente una opción definida.

Quienes están bregando por el voto nulo estiman que lograrán su mayoría sobre los votos válidos y así declarar nulo el resultado de esta controvertida elección. Complicada tarea de pronóstico reservado.

El voto nulo es arriesgado, por ello, escojamos las mejores opciones para manejar esta peligrosa arma de doble filo para nuestro país.