OPINION

El Sobre-Endeudamiento


El sobre endeudamiento genera que más personas busquen más créditos para pagar deudas, que preocupan más a los ecuatorianos. El nivel de endeudamiento es una preocupación latente en los hogares. El sobreendeudamiento se asocia con los núcleos familiares de más bajos recursos, pero puede afectar a todos los niveles de ingresos,

El sobre endeudamiento genera que más personas busquen más créditos para pagar deudas, que preocupan más a los ecuatorianos. El nivel de endeudamiento es una preocupación latente en los hogares. El sobreendeudamiento se asocia con los núcleos familiares de más bajos recursos, pero puede afectar a todos los niveles de ingresos, si son descuidados en el manejo de las finanzas personales y son propensos a consumir en demasía. Estudios han definido como un problema psicosocial la deficiencia en el autocontrol económico; es decir, la incapacidad constante de establecer un presupuesto y unos hábitos de gasto adecuados a las posibilidades económicas de cada sujeto y, una vez establecidos, respetarlos y ajustarse a ellos. Por estas razones las personas alrededor del mundo han comenzado a tener problemas de insolvencia, es decir que consumen más allá de sus ingresos generando una incapacidad de pago. En nuestro país el sobreendeudamiento ha sido largamente ignorado como un grave problema; sin embargo, mientras los niveles de deuda se incrementaron con la creciente oferta de bienes de consumo y los consecuentes préstamos y uso de las tarjetas de crédito en los tiempos de bonanza económica, mucha gente se encontró de pronto con dificultad para pagar sus deudas a tiempo, cuando la economía entró en crisis.

Esa es una buena razón para buscar soluciones prácticas que permitan solucionar el sobreendeudamiento personal y familiar. ¿Cómo resolver este problema? Hay que hacer un presupuesto familiar que incluya los ingresos reales y todos los compromisos adquiridos de: hipotecas, préstamos de consumo y quirografarios, tarjetas de crédito, arriendo, luz, agua, teléfono y sobre todo los gastos de alimentación, salud y educación. Si después de este análisis hemos sido incapaces de pagar a tiempo nuestras deudas, lamentablemente estamos sobre endeudados e inevitablemente la consecuencia será que estaremos forzados a reducir nuestro nivel de vida; y será desastroso, si continuamos endeudándonos.