SUCESOS

Víctima de violento choque


Por lo delicado del estado de Demetrio Cuenca como consecuencia del accidente de transito, se tuvo que movilizarlo de urgencia al hospital en Pasaje.

PASAJE.- Pasadas las 20:00 del domingo se produjo un fuerte choque entre una camioneta con cajón de madera y una motocicleta en la vía Pasaje – Cuenca, sector del ingreso al cantón Pucará.

La moto era conducida por Demetrio Cuenca y estaba acompañado de su esposa Dolores Gil, quien por suerte resultó ilesa, no así el hombre que registró heridas y lesiones graves.

Contó la accidentada que se movilizaban desde el sitio Sarayunga a su casa que está en el trayecto a Pucará y cuando se desviaban de la vía principal apareció en sentido contrario la camioneta y los impactó hacia el lado derecho, hacia el mismo lado giró el carro tomando en cuenta su sentido.

El ocupante de la camioneta se estacionó sobre un costado y acudió en auxilio de los ocupantes de la moto, al ver que la mujer no tenía consecuencias graves le pidió comunicarse con los familiares mientras él solicitaba ayuda al ECU 911.

Aproximadamente 25 minutos después del percance llegó una unidad y tras valorar a cada una de las personas afectadas se decidió movilizar al hombre en busca de atención médica, pues tenía heridas en el rostro y un traumatismos en la región del cuello.

La esposa Dolores contó a los socorristas que al ver en sentido contrario a la camioneta ella se lanzó de la moto, lo que le permitió resultar ilesa, no obstante sufrió golpes en la caída pero sin gravedad.

Acotó que el conductor del carro al parecer no se percató de la presencia de la moto en razón que la luz de esta era débil y por ello salió a la vía principal sin la precaución necesaria.

La víctimas fue movilizada a Pasaje y a su paso por Sarayunga, la esposa de esta se detuvo para avisar a los familiares, uno de ellos fue aceptado por el conductor de la ambulancia para llevarlo.

El conductor de la camioneta causante se comprometió cubrir los costos por atención médica y los daños a la moto, toda vez que tienen amistad con la familia del herido.