OPINION

Mujer conquistadora


A lo largo de la historia en nuestro Ecuador, es sabido que en la fundación de Quito no estuvo ninguna española y que en las tropas de Pedro de Alvarado vinieron desde Guatemala algunas mujeres blancas que, por necesidad económica, social o espiritual, también cruzaron el Atlántico.

A lo largo de la historia en nuestro Ecuador, es sabido que en la fundación de Quito no estuvo ninguna española y que en las tropas de Pedro de Alvarado vinieron desde Guatemala algunas mujeres blancas que, por necesidad económica, social o espiritual, también cruzaron el Atlántico.

MUJER ESPAÑOLA

Otra de las primeras mujeres españolas, por nuestras tierras fue María González Rengel casada con Alonzo González de Aguilar.

Pasaron a Quito y uno de sus hijos Alonso era medidor de tierras y tendero, y se casó con la mestiza María Salazar Inca de la familia de Huayna Cápac.

En realidad, pocas españolas vinieron a las Indias durante los primeros años de la conquista ya sea acompañando a sus maridos o en busca de nueva vida, el resto de conquistadores estuvo solo al principio, y más allá de este acontecimiento, solo pudieron utilizar a las indígenas para sus protervos propósitos.

CAMPAÑAS

En todas las campañas de conquista se reclutaron miles de indígenas para sus avanzadas. Su trabajo constistiría el de ser informantes o cargadores.

Y entre ellos casi se perdía la presencia de cientos de mujeres, tomadas a la fuerza de sus pueblos pero también entregadas a los españoles por sus caciques, ya sea como pago o como muestra de rendición.

Estas eran las primeras mujeres blancas en nuestras tierras ecuatorianas, así como también nuestras indígenas que daban el simbolismo de rebeldía en aquellos años, mujeres indígenas conquistadoras.