OPINION

Editorial: Sin ambulancias


¿Tal vez les ha pasado que cuando llaman al ECU 911 y luego de una extensa parafernalia burocrática finalmente atienden su requerimiento con la llegada de una ambulancia al lugar de la emergencia luego de aproximadamente 30 minutos?

¿Tal vez les ha pasado que cuando llaman al ECU 911 y luego de una extensa parafernalia burocrática finalmente atienden su requerimiento con la llegada de una ambulancia al lugar de la emergencia luego de aproximadamente 30 minutos?

Pues bueno, eso parece ser más habitual y frecuente entre los machaleños y orenses que requieren de la presencia, sobre todo, de una ambulancia.

La razón es una sola: No hay ambulancias. Al menos, no las suficientes para atender todas las emergencias existentes en El Oro.

De hecho, en la provincia existen apenas dos ambulancias para atender todas las emergencias que se reportan hasta el ECU 911.

Esta negligencia, basada, aparentemente en la falta de ambulancias, es tan solo una consecuencia del pésimo manejo administrativo que ha existido en el país con el correísmo.

Y es que luego del despilfarro, no quedó dinero ni siquiera para darle el mantenimiento debido a los vehículos.

Las ambulancias no son las únicas sin mantenimiento. En las demás instituciones públicas el panorama es similar.

Todo eso deriva en las consecuencias que lamentablemente hoy sufrimos los orenses y ecuatorianos.

Un eje fundamental de todo gobierno debe ser la salud pública. En ese contexto, no hay pretexto ni excusa alguna que justifique la falta de ambulancias en los hospitales públicos del país.

Se debe reducir el gasto público: sí. Se debe reducir el tamaño del Estado: correcto. Pero también se debe optimizar todo recurso público a fin de garantizar la estabilidad de los machaleños, orenses y ecuatorianos.

En ese sentido, es momento de reflexionar profundamente sobre las reales prioridades de los ecuatorianos.

Espermos que los acuerdos internacionales, sobre todo con el Fondo Monetario Internacional, traigan como consecuencia la atención en estos aspectos fundamentales para el bienestar nacional.