CIUDAD

Corte de Justicia y Comisión Diocesana firmaron convenio interinstitucional


Ángel Sánchez, obispo de la Diócesis de Machala (i) y Arturo Márquez, presidente de la Corte de Justicia (d), firmaron el convenio de cooperación.

Por Linda Reyes

La Comisión Diocesana de Derechos Humanos de El Oro junto con la Corte Provincial de Justicia de El Oro ayer firmaron un acuerdo de cooperación y articulación.

El convenio tiene la finalidad de generar programas y proyectos para promover la cultura de paz, a través del diálogo y la mediación en la solución de conflictos y con ello fortalecer la convivencia armónica dentro de la sociedad.

La actividad se dio en el despacho del presidente de la Corte, Arturo Márquez, quien considera que la iglesia tiene el rol histórico de articular respuestas en la construcción de una cultura de paz.

“Hemos visto necesario poder hacer la firma de este convenio que nos acerca a la ciudadanía, pero desde otra experiencia, de una manera formal”, dijo el presidente.

Entre las acciones que realizarán como entidad de justicia son capacitaciones sobre temas sociales, familiares y buscar la mediación. Enfatizó que es fundamental efectuar este tipo de acercamiento.

Recordó que en Guayaquil ya existe el convenio entre la Corte y la Arquidiócesis con el tema de mediación infantil.

“Para nosotros es fundamental seguir promoviendo esta actitud social”, enfatizó Márquez.

Sobre el tema de la mediación Monseñor Ángel Sánchez, Obispo de la Diócesis de Machala, manifestó que hay que procurar que los casos no lleguen hasta un proceso judicial sino que antes pueda haber una conciliación y así lograr la armonía.

“Como instituciones estamos dispuestos a colaborar y apoyar en todo lo que signifique armonía. Tenemos la oportunidad de ayudar en el trabajo haciendo que en los juicios que se implementen estén acordes al procedimiento legal”.

COMPROMISOS

En el acuerdo, la Corte se comprometió en brindar asesoría técnica para la elaboración de programas y proyectos que promueven la cultura de paz y las formas alternativas de solución de conflictos.

También colaborará en la formación y capacitación en mediación a través del Centro Nacional de Mediación y organismos afines de la sociedad civil.

Otro de los compromisos es que la Corte dará las facilidades cuando la Comisión de Derechos Humanos requiera realizar seguimientos a una causa, ya sea para efectuar observaciones o una veeduría específica. Esto deberá ser coordinado con la unidad de gestión procesal.

La Comisión Diocesana de Derechos Humanos se compromete a colaborar con la organización logística para la ejecución de las actividades planificadas en el marco del convenio.

Los miembros de la comisión deberán siempre portar la respectiva identificación que los acredite. El documento señala que los miembros de la comisión se comprometen a no patrocinar a ninguna de las partes, limitar su accionar únicamente al ejercicio de la veeduría del debido proceso.