SUCESOS

Muerte violenta de un ciudadano colombiano


HUAQUILLAS.- Un ciudadano colombiano que constaba reportado como desaparecido desde el lunes último fue encontrado la noche del miércoles en un pasillo del inmueble que ocupaba en la calle 9 de Octubre entre Esmeraldas y avenida La República, ciudadela El Cisne.

HUAQUILLAS.- Un ciudadano colombiano que constaba reportado como desaparecido desde el lunes último fue encontrado la noche del miércoles en un pasillo del inmueble que ocupaba en la calle 9 de Octubre entre Esmeraldas y avenida La República, ciudadela El Cisne.

El reporte sobre su hallazgo se dio pasadas las 20:00 luego que otros ocupantes del inmueble, molestos por un mal olor proveniente de la habitación del ahora occiso, llamaron a las autoridades para que acudan a investigar el origen del mal olor.

Fue entonces que agentes del orden al no obtener respuesta a los llamados forzaron la puerta e ingresaron encontrándose con la presencia del cuerpo sin vida de quien fue identificado como Hernán Augusto Orejuela Ospina, de 45 años, nacionalidad colombiana.

El cuerpo se encontraba en posición cubito ventral y daba muestras de descomposición, esto fue lo que provocó el mal olor y puso en alerta a los vecinos, luego que se verificó la presencia del cadáver se inspeccionó cada rincón de la habitación.

El resultado fue que todo estaba revuelto y en el piso, lo que dio la impresión que quien o quienes protagonizaron el suceso ingresaron en busca de algo de valor y que posiblemente al verse descubiertos arremetieron contra el ocupante.

Por lo observado se estima que hubo forcejeo y que para hacer daño a la víctima, los intrusos habrían utilizado arma blanca, circunstancia en la que llevó la peor parte el ciudadano colombiano al estar supuestamente en inferioridad numérica.

Se estima que el golpe mortal fue en la cabeza por el estado en que se encontraba esta y por la presencia de una piedra en el piso sobre los alimentos esparcidos.

Por considerarse una muerte violenta tomaron a su cargo el caso agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsiones y Secuestros –DINASED-.

El ahora fallecido era conocido como “huevo ruco”. Según sus allegados, se dedicaba a la venta de aguas naturales para aliviar algunas dolencias y afecciones. El lunes fue la última vez que lo vieron y estaban extrañados por su ausencia prolongada.

La preocupación aumentó cuando desde el interior de su habitación se percibió malos olores y esto hizo que se de la alerta. El coronel Mauricio González, jefe del distrito Huaquillas, Arenillas , Las Lajas confirmó lo detallado y que aparentemente el móvil pudo haber sido el robo ya que se observó la falta de un televisor y un parlante grande.

Los investigadores levantaron muchos indicios en cada una de las áreas de la habitación, particularmente de la cocina y el dormitorio que fue donde se observó mayor alboroto como recipientes virados y alimentos en el piso, también manchas de sangre por doquier.

Cumplida parcialmente la diligencia de rigor en el escenario del suceso, se procedió al retiro del cadáver para su traslado al Centro Forense en la ciudad de Machala.

Las investigación es apuntan a identificar y localizar al o los autores de este hecho violento que terminó con la vida de un ciudadano extranjero.