CANTONAL

Continuos apagones generan pérdidas entre los fronterizos


huaquillas. Comercio de Huaquillas, el más afectado con los cortes de energía.

Los apagones en esta parte de la frontera sur de nuestro país se han convertido en un mal cotidiano.

Los fronterizos se quejan debido a que la empresa que abastece de energía eléctrica debe informar con anticipación los días y horas que durarán los apagones.

Para nadie es un secreto que Huaquillas vive del comercio y por lo tanto los más afectados son los comerciantes.

Heladerías, restaurantes, picanterías, centros de diversión se ven afectados por el corte intempestivo del fluido eléctrico.

Esto genera pérdidas que no han sido cuantificadas todavía, pero que al momento nadie responde por ello, afirmó un comerciante.

Los fronterizos esperan un pronunciamiento de las autoridades, particularmente de la Corporación Nacional de Electricidad, toda vez que hasta el momento no se conocen las causas que generan estos cortes de energía que causan más de una molestia a quienes viven en Huaquillas.

Mismo llamado hicieron los miembros de la Asamblea Cantonal, defensora de los intereses de este cantón, para que exija el respeto a los derechos de los usuarios y por lo tanto se acabe este problema que mantiene en vilo a los fronterizos.

“Estamos en pleno centro comercial y no se puede trabajar sin luz. Se va en la madrugada, en la mañana, en la tarde, en la noche; eso no es justo. Las cámaras de vigilancia dejan de funcionar y es ahí donde se aprovechan los delincuentes” señala Víctor Hugo Boza.

En tanto, don Juan Herrera, precisa que nadie responde de los repentinos apagones. Se han quemado artefactos y cuando uno reclama, nadie quiere hacerse responsable; a ello se suma el incremento de las planillas y los accidentes en algunos domicilios, donde se ha provocado incendios por el uso de velas.

Otra de las quejas de los huaquillenses, es el aumento excesivo de las planillas de luz. Estas se han incrementado en un ciento por ciento y a pesar de los reclamos que algunos usuarios han hecho ante la Corporación Nacional de Electricidad, aún no obtienen respuestas.

Si antes, un pobre morador de Huaquillas pagaba 12 dólares por consumo de energía eléctrica, a la fecha, le están facturando, 35 dólares, 5 veces más, que, de no pagar el usuario, es amenazado con cortarle el servicio eléctrico.