CIUDAD

Sala de Primera Acogida de Hospital Teófilo Dávila atiende casos de violencia intrafamiliar


Flor Robles (i) y María del Carmen Lituma, Sala de la Primera Acogida.


María del Carmen Lituma, responsable de la Sala de la Primera Acogida del Hospital Teófilo Dávila señaló que los casos de violencia intrafamiliar siempre han existido, lo que sucede es que ahora los casos son más visibles.

“Antes la violencia intrafamiliar era privada sucedía dentro de los domicilios. Ahora tenemos este alto índice porque el código penal consideró que es un femicidio, y la violencia intrafamiliar es un problema de salud público”, dijo Lituma.

La profesional señaló que el Ministerio de Salud Pública y el gobierno nacional han emprendido varias campañas de sensibilización, que se han realizado con el objetivo de proteger a las víctimas de violencia intrafamiliar y sexual.

Las campañas están dado resultados porque ahora existen tanto mujeres como niños, personas con discapacidad y hombres que denuncian los casos de violencia intrafamiliar como sexual e incluso se inician procesos en los órganos competentes.

Flor Robles, psicóloga de la Sala de la Primera Acogida, dio a conocer que cuando hablamos de violencia de género es el resultado de lo que nos enseñan en el hogar.

“Si venimos de un hogar de una situación patriarcal, donde el machismo o el padre es el que genera violencia entonces los niños aprenden y demuestran lo que están viviendo en los hogares y eso es lo que actualmente se refleja en nuestra sociedad”, dijo Robles.

Según los datos estadísticos de la Sala de la Primera Acogida del HTD, se atiende de 30 a 20 personas mensualmente que acuden por primera vez a recibir terapias psicológicas producto de la violencia intrafamiliar. Mientras que los pacientes que se realizan un tratamiento periódico son aproximadamente 120 personas.