CANTONAL

El sábado, en el cabaret Gato Negro se dio balacera Delincuencia causa terror en los moradores de Santa Lucía


Los asaltos y robos se han incrementado en el tranquilo sector de Santa Lucía, donde habitan más de 80 familias, dedicadas en su mayoría a labores agrícolas en la actividad bananera.

Santa Lucía es un pequeño poblado ubicado a ambos lados de la vía El Guabo-Barbones-Bajoalto-Tendales últimamente sus moradores se han visto presos de la delincuencia.


Los asaltos y robos se han incrementado en el tranquilo sector de Santa Lucía, donde habitan más de 80 familias, dedicadas en su mayoría a labores agrícolas en la actividad bananera.

Santa Lucía es un pequeño poblado ubicado a ambos lados de la vía El Guabo-Barbones-Bajoalto-Tendales últimamente sus moradores se han visto presos de la delincuencia.

Más de una decena de personas que pidieron mantener sus nombres en reserva, por temor a represalias, indicaron para este medio que sujetos en moto andan en la vía de noche.

Según relatan los afectados, esos motorizados aparentemente buscan víctimas para arrebatarles sus pertenencias, especialmente los celulares, carteras y lo que puedan llevarse.

Dieron cuenta que también existe un auto color plomo que circula por la vía, con tres sujetos a bordo y en cuanto ven a las víctimas un tanto apartadas se bajan y les quitan sus pertenencias.

Hace un mes aproximadamente dos jóvenes enamorados conversaban plácidamente a eso de las 20:30, frente de su casa cerca de la vía, de pronto apareció el auto plomo con tres sujetos armados.

Bajo amenazas e insultos, les exigían sus pertenencias, pero ventajosamente familiares de los enamorados se dieron cuenta y evitaron el robo.

BALACERA

De acuerdo con lo expresado por los habitantes de Santa Lucía, se ha hecho costumbre que en las noches los fines de semana se escuchen disparos.

El sábado 12 de enero se dio una balacera a eso de las 20:30 en el cabaret conocido como El Gato Negro, ubicado en las afueras del poblado a un lado de la vía.

Los moradores manifestaron que se sienten incómodos con estos actos debido a que de repente alguna bala perdida ingrese a sus hogares y cause alguna desgracia.

Expresaron que los miembros de la Policía frecuentan la zona pero de nada sirve, porque a lo lejos se los divisa con sus luces rojas y azules.

Esto hace que los delincuentes, se pongan a buen recaudo y ahí no pasa nada de nada, por ello es que la presencia policial de esta forma no contribuye en nada.

Ante situaciones como estas, los afectados, recomiendan que se utilicen otras tácticas para atrapar a estas personas que se dedican al robo y a sembrar el terror en la zona.

Caso contrario la delincuencia, tanto como el microtráfico de drogas seguirá creciendo de forma incontrolable a vista y paciencia de todos insistieron enérgicamente.