CIUDAD

Agrocalidad invita a productores a participar para la certificación de buenas prácticas agropecuarias


En esta semana Agrocalidad hizo la entrega de certificaciones de Buenas Practicas Agropecuarias a la Hacienda Santa Mónica.

Por Linda Reyes

Que acudan a Agrocalidad para que obtengan la certificación de buenas prácticas agropecuarias expresó Lino Honores, director provincial de la entidad.

El principal de esta cartera de Estado, hizo la invitación a los agricultores con el fin de que apliquen buenas prácticas agrícolas en sus cultivos.

La certificación está dividida en buenas prácticas agrícolas y pecuarias.

Blanca Delgado, responsable de inocuidad de los alimentos de la dirección provincial de Agrocalidad, dijo que quienes reciben la certificación cumplen con los requisitos que involucran garantizar que el producto es de calidad y acto para el consumo humano.

La certificación deja constancia que el productor es responsable con el medio ambiente y que los trabajadores cuentan con un programa de seguridad laboral.

Entre los requerimientos que solicita la entidad para emitir la certificación son las practicas de ambiente que involucra el agua y el suelo.

Con referente al agua debe ser clorada y que tenga un tratamiento libre de bacterias.

“Por ahora la certificación es voluntaria, pero llegará a un punto en que por la exigencia de los mercados esto será obligatorio. La certificación es la base de la pirámide que estamos construyendo para adquirir productos de calidad”, enfatizó Delgado.

Víctor Herráez, integrantes del área de inocuidad de alimentos en la parte agrícola mencionó que desde el 2017, Agrocalidad emite la resolución 41 sobre buenas practicas agrícolas en general.

Indicó que en ese año se certificaron nueve fincas con buenas prácticas agrícolas.

En el 2018 cinco fincas recibieron el documento y para este año tienen planificado entregar más que los otros años.

La certificación está dirigida a todos los productores o grupos que manejan varios agricultores quienes realizan la producción primaria de los diferentes productos.

La certificación tiene vigencia para tres años. Una vez certificado el productor o la unidad productiva agrícola, los funcionarios de la entidad hacen la inspección de seguimiento durante los tres años.

“Al culminar la operación se determina si el productor o el operador sigue cumpliendo la certificación que se le hizo”, expresó Herráez.