CANTONAL

Aguacero pone en alerta a la población


Las fuertes lluvias caídas en las primeras horas del pasado martes 8 de enero puso en alerta a los moradores de la cabecera parroquial.

El domicilio de Hada Clara Peña amaneció inundado en su totalidad. Todos sus enseres se mojaron, producto de los estragos de la naturaleza, ahora ella pide a las autoridades la ayuden.


Las fuertes lluvias caídas en las primeras horas del pasado martes 8 de enero puso en alerta a los moradores de la cabecera parroquial.

El domicilio de Hada Clara Peña amaneció inundado en su totalidad. Todos sus enseres se mojaron, producto de los estragos de la naturaleza, ahora ella pide a las autoridades la ayuden.

Mientras que las calles de la Ciudadela del Seguro se convirtieron en ríos. La principal preocupación es el fango.

Esta arteria está próxima a ser asfaltada, sin embargo, la naturaleza no esperó.

Amanecieron llenas de agua tras la lluvia y los moradores esperan que las autoridades ejecuten las labores pendientes pues el invierno recién empieza y temen mayores consecuencias.

El río que lleva el nombre de la parroquia, que en tiempo de verano parece un riachuelo, ahora por la temporada invernal empezó a subir su caudal de forma acelerada.

Los moradores temen que un desbordamiento genere mayores daños en todo Río Bonito.