NACIONAL

Vicuña y Vallejo quedan en manos de la justicia


Con el respaldo en promedio de 80 legisladores, el pleno de la Asamblea Nacional declaró improcedente el pedido de la Corte Nacional de Justicia de solicitar autorización al Legislativo para procesar penalmente a la exvicepresidenta María Alejandra Vicuña y a la exasambleísta Norma Vallejo. En la sesión de este 8 de enero de 2019, resolvieron además devolver el trámite a la instancia judicial.

Con el respaldo en promedio de 80 legisladores, el pleno de la Asamblea Nacional declaró improcedente el pedido de la Corte Nacional de Justicia de solicitar autorización al Legislativo para procesar penalmente a la exvicepresidenta María Alejandra Vicuña y a la exasambleísta Norma Vallejo. En la sesión de este 8 de enero de 2019, resolvieron además devolver el trámite a la instancia judicial.

El asambleísta por Alianza PAIS, Carlos Cambala, propuso una resolución para declarar improcedente y devolver el trámite de Vicuña a la Corte, moción que tuvo el respaldo de 80 legisladores y la abstención de 31. Misma propuesta realizó Noralma Zambrano sobre Vallejo, y fue aprobada con 82 votos afirmativos y 31 abstenciones.

En la víspera de la sesión, la presidenta de esta función del Estado, Elizabeth Cabezas, anticipó la postura de la Asamblea respecto de este tema. “En los dos casos, y procediendo de la misma forma como se ha hecho en los casos anteriores, la Asamblea proprondrá devolver los trámites a la Corte Nacional, toda vez que las personas imputadas ya no son vicepresidenta ni asambleísta”.

El juez Iván Saquicela pidió el 17 de diciembre de 2018 al Parlamento la autorización para el procesamiento penal. Vicuña fue acusada por su exasesor Ángel Sabgay, de presunto cobro de diezmos cuando ella fue asambleísta entre 2012 y 2014. A raíz de las acusaciones, la funcionaria renunció a la vicepresidencia de la República y el 26 de diciembre se incorporó a sus labores en el Servicio de Rentas Internas (SRI), como coordinadora de Talento Humano en Guayaquil.

En tanto, Vallejo fue destituida el 13 de noviembre de 2018 por gestionar cargos públicos, dentro de las acusaciones de cobros indebidos, a raíz de la difusión de un audio en la que se escucha una supuesta conversación con uno de sus excolaboradores, en este sentido. La investigación en la Fiscalía continúa.