OPINION

Eliminación de los subsidios


El 2018 cerró con un incremento de los precios de los combustibles extra, eco país y súper derivado de la eliminación parcial de los subsidios de los mismos, medida que busca reducir el peso en el presupuesto del estado al gasto asignado al subsidio de los combustible. El gobierno para evitar protestas esta negociando con diversos sectores

El 2018 cerró con un incremento de los precios de los combustibles extra, eco país y súper derivado de la eliminación parcial de los subsidios de los mismos, medida que busca reducir el peso en el presupuesto del estado al gasto asignado al subsidio de los combustible. El gobierno para evitar protestas esta negociando con diversos sectores transportistas planteando medidas compensatorias. Ante esa situación se alzan reclamos en diferentes sectores de la sociedad que no consideran adecuado que un servicio privado, como los taxis, reciban una compensación por lo que resulta evidente que hay una motivación política por parte del gobierno para plantear esta medida. La entrega de estas compensaciones reducirían el efecto neto de la eliminación de los subsidios en aproximadamente 25% al 30%.

También, se discute al interior del gobierno el alza del precio del diésel, dado que la eliminación del subsidio en este tipo de combustible genere un impacto mayor en diversos rubros de la canasta básica familiar, especialmente en transporte y alimentos, que directa o indirectamente estén relacionados. En los mercados, por ejemplo, el impacto estaría entre el 5% al 15% al alza en los precios de los productos agrícolas, dependiendo de su origen, los intermediaros que estén presentes en la cadena de comercialización, el margen de ganancia , etc.

Por lo anterior, será necesario que el gobierno central coordine acciones con Municipios e Intendencias para evitar una “ola especulativa” que lleva a un aumento de precios mayor, y por ende a un aumento de la inflación.