NACIONAL

Cuatro ecuatorianos, detenidos en España por supuesta violación


ALICANTE. Los cuatro hombres, todos de nacionalidad ecuatoriana, fueron detenidos el 1 de enero.

ALICANTE.- Cuatro ecuatorianos sospechosos de agredir sexualmente en grupo a una joven de 19 años la noche de Año Nuevo fueron detenidos en España, informó la Guardia Civil, en un caso similar al conocido como el de “La Manada”, que provocó una ola de indignación en el país.

Los cuatro hombres, todos de nacionalidad ecuatoriana de entre 19 y 24 años, fueron detenidos el 1 de enero, llevados ante un juez y puestos en detención provisional, precisó a la AFP un portavoz de la Guardia Civil de Alicante, en el este de España.

La joven de 19 años fue encontrada medio desnuda en un sótano de un inmueble del pueblo de Callosa d’En Sarrià, ebria e incapaz de decir dónde vivía, indicó la Guardia Civil en un comunicado.

Uno de los presuntos agresores, de 22 años y con antecedentes de violencia sexista y de abuso sexual a una menor, habría abusado en octubre de otra mujer que lo denunció, precisó el cuerpo de policía.

Los sospechosos, que habían pasado la noche con su presunta víctima, podrían haber abusado en circunstancias similares de al menos otras dos mujeres, afirmó la Guardia Civil sin dar más detalles.

Los presuntos agresores habrían grabado en video sus actos, según informaciones publicadas por la prensa española, que compara este caso con el de “La Manada”, un suceso que se remonta a 2016.

En esa fecha, cinco hombres habían abusado en grupo de una joven en un portal durante las fiestas de San Fermín en Pamplona, grabaron en video sus actos y después alardearon de ello en un grupo de WhatsApp, llamado “La Manada”.

Fueron condenados, en primera instancia y después en apelación, a nueve años de cárcel por “abuso sexual”, un veredicto que creó una ola de protestas por que no contenía la calificación de violación.

Decenas de miles de mujeres salieron a las calles para manifestarse contra la “justicia patriarcal” y juzgando la sanción demasiado clemente, en un país donde la lucha contra la violencia sexista es una causa nacional.

El gobierno español (PSOE) anunció en julio la intención de reformar el código penal para introducir el concepto de consentimiento sexual explícito, siguiendo el modelo de Suecia donde todo acto sexual sin acuerdo explícito es considerado como una violación.