OPINION

Editorial: El mejor oficio del mundo


“La razón es una antorcha que alumbra todo ser espiritual, que da coloridos e ilumina a las operaciones del alma”, dijo el recordado Eugenio Espejo, gracias a quien hoy celebramos el Día del Periodista Ecuatoriano.

“La razón es una antorcha que alumbra todo ser espiritual, que da coloridos e ilumina a las operaciones del alma”, dijo el recordado Eugenio Espejo, gracias a quien hoy celebramos el Día del Periodista Ecuatoriano.

Y es que con la publicación de Primicias de la Cultura de Quito, nace esta celebración nacional.

Hoy, que el periodismo atraviesa nuevos desafíos, es importante mantener vigente esta frase de Espejo, que se asocia de forma perfecta a nuestra realidad, por la apología a obrar basados en la razón.

Nuestro accionar debe representar esa luz que nos lleve a contar los hechos tal y como son, pero también, esa fortaleza, para informar sin importar las represiones ni el autoritarismo de ninguna índole.

Ya lo dijo Gabriel García Márquez: Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días.

Pero ese cambio llega a partir de informar a nuestra sociedad. Una sociedad bien informada es libre y democrática. Ahí radica la razón de ser de este, el mejor oficio del mundo. Y entre Espejo y García Márquez no podemos dejar de lado la profunda reflexión que nos dejó Ryszard Kapuscinski, al decir que “los cínicos no sirven para este oficio”, pues el periodismo, más allá de ser una profesión, es un oficio, que necesita de pasión y entrega absoluta, ante lo cual no hay espacio para los términos medios ni aquellos que ven en el periodismo otro tipo de aspiraciones más que su compromiso con la verdad y la justicia.

Aquí, un espacio de reflexión y recuerdo de Paúl, Efraín y Javier, aquellos que en fiel cumplimiento de su deber, perdieron la vida en la frontera norte, el año anterior, a manos de alias Guacho. Ese hecho nos deja a los periodistas profundas lecciones, que mantienen vigente nuestro compromiso en la búsqueda constante de la verdad.