OPINION

Editorial: Planificación


Las reglas para el 2019 parecen estar claras: sube el precio de combustibles, hay un escaso aumento de salarios y una ola de ciudadanos inconformes con las medidas.

Las reglas para el 2019 parecen estar claras: sube el precio de combustibles, hay un escaso aumento de salarios y una ola de ciudadanos inconformes con las medidas.

Esta serie de disposiciones económicas trazan las líneas maestras de lo que será el próximo año.

Eso implica en que cada ecuatoriano debe establecer y planificar su presupuesto anual para, en función de esa planificación, desarrollar su año económico.

En términos más simples: determinar si el ingreso familiar alcanza para satisfacer los gastos básicos de cada hogar.

También hay que determinar rubros para contingencias como enfermedades.

Y solo luego, ver la capacidad de endeudamiento de cada familia, con el objetivo que los gastos básicos no se vean comprometidos.

En ese sentido, es importante que los ecuatorianos sepan hasta dónde estirarse en los gastos, las adquisiciones e incluso, las inversiones.

Se vienen días difíciles para el país, pero también hay que decir que son necesarios para estabilizar la economía.

No obstante, en esa línea de la necesidad versus la capacidad hay que hacer especial énfasis en que el régimen debe tomar algún tipo de medida específica para reactivar la economía.

Por ahora, la política pública recaudatoria para pagar la deuda externa ha dejado acciones específicas, pero también se deben buscar mecanismos que logren darle al pueblo las herramientas para generar ingesos, crear capacidad de consumo y con ello, dinamizar la economía.

Eso, lamentablemente, es lo que falta. Y en ese rubro, los emprendimientos juegan un rol importante: no buscan plazas de empleo, más bien generan trabajo y sobre todo, al comercializar sus productos, dinamizan la economía.

Esperemos que desde el régimen se impulse, financie y capacite a quienes desean emprender, pues ellos cargan la mochila de la innovación para más personas estén en ocupación.