SUCESOS

El sargento Cañar ya descansa en paz


ARENILLAS.- Ayer, a partir de las 10:00, fue acompañado a su morada final quien fuera sargento de policía Climaco Joselito Cañar Romero, quien perdió la vida en el cumplimiento de su deber.

ARENILLAS.- Ayer, a partir de las 10:00, fue acompañado a su morada final quien fuera sargento de policía Climaco Joselito Cañar Romero, quien perdió la vida en el cumplimiento de su deber.

Luego de la misa de cuerpo presente en la Iglesia Matriz, el cortejo partió con dirección al cementerio general, recorriendo las principales calles de su ciudad natal, entre cánticos y plegarias hacia Dios, pidiéndole paz eterna en el cielo.

Amigos, familiares, conocidos y muchos que no lo conocieron se sumaron al pesar especialmente de la esposa e hijas, lo que se evidenció durante el recorrido al camposanto.

Realmente la muerte no razona, su consigna es llevarse a quien escogió sin ningún tipo de miramientos, tan es así que de un momento a otro llegó y se llevó a un ser que lo único que hacía es tratar de brindar seguridad y paz a sus semejantes.

Clímaco Joselito Cañar Romero fue parte del Distrito Puerto Bolívar y laboró en la Unidad de Policía Comunitaria. Fue parte de la Policía Nacional desde el año 2002 y antes de prestar sus servicios en El Oro laboró en Azuay y Guayas.

DADO DE ALTA

Mientras en Arenillas el pesar embargaba a los familiares y más relacionados durante el sepelio ayer del sargento Cañar Romero, en Machala se daba la novedad que el autor de su muerte recibía el alta de parte del médico del hospital donde recibió atención.

Diego Gregorio P.G. se declaró confeso de la muerte del servidor policial y de otro ciudadano civil en la balacera que protagonizó el martes en el barrio Blanca García, hecho en el que resultó herido en la pierna por disparo de arma de fuego.

El miércoles se desarrolló la audiencia de calificación de flagrancia y formulación de cargos en el hospital Teófilo Dávila y en ella se le dio prisión preventiva, debiendo permanecer con cuidado médico, pero ayer se dispuso darle el alta.

De inmediato fue trasladado hasta las oficinas de Criminalística en el comando provincial para el fichaje respectivo, luego de ello fue llevado al centro carcelario en el que permanecerá hasta que se fije la sentencia que podría ser de 34 años y luego de ello transferirlo a una cárcel de máxima seguridad como en forma oportuna se lo anunciara.