OPINION

Editorial: De multipropósito a represa


La plata se la llevaron en camionadas y se ponen bravos por el ajuste al precio del combustible.

La última perla del correísmo es la hidroeléctrica Minas-San Francisco, obra calificada con el eufemismo de “emblemático proyecto multipropósito” por el gobierno anterior y que con las completas llega a ser una represa.


La plata se la llevaron en camionadas y se ponen bravos por el ajuste al precio del combustible.

La última perla del correísmo es la hidroeléctrica Minas-San Francisco, obra calificada con el eufemismo de “emblemático proyecto multipropósito” por el gobierno anterior y que con las completas llega a ser una represa.

Al cerrar sus compuertas, la estructura construida por los chinos deja sin el líquido del Jubones a las áreas productivas agrícolas de la parte baja de la provincia: sobre todo, Pasaje y Machala.

Este diario publicó ayer que la obra, que fue ofrecida y anunciada como un proyecto multipropósito, apenas y cumple la función de generar energía, según un documento emitido por la propia Celec EP, al que Diario Correo tuvo acceso.

Ese es otro ejemplo del atraco, la mentira y el engaño al que fuimos sometidos en la década anterior.

Y es que tenían intacto el arte de prestidigitación en cada uno de sus pasos por el territorio nacional.

Hoy son los agricultores los que pagan las consecuencias del populismo, de los fantoches fanfarrones que nos gobernaron y que dejaron al país sumido en una profunda crisis económica, con una deuda impagable, con obras con sobre precio y los ya conocidos casos de corrupción.

El tiempo será el mejor juez que pondrá a cada personaje de la historia en su lugar, pero hasta que eso ocurra, esperemos que el régimen actual haga todo lo posible por impedir que el agricultor orense sea afectado.

La actividad bananera es el principal eje económico de la provincia. El problema es gravísimo y como tal debe ser abordado por las altas esferas del gobierno nacional.