OPINION

Editorial: Sequía y El Niño


La Secretaría de Gestión de Riesgos ya anunció que Ecuador tendrá un fenómeno de El Niño moderado para el 2019.

Claro, está sujeto a confirmación, porque continúan los estudios con relación al comportamiento del mar y la temperatura de sus aguas.


La Secretaría de Gestión de Riesgos ya anunció que Ecuador tendrá un fenómeno de El Niño moderado para el 2019.

Claro, está sujeto a confirmación, porque continúan los estudios con relación al comportamiento del mar y la temperatura de sus aguas.

Pero ya es un aviso que debe poner en alerta a los gobiernos autónomos descentralizados, tanto provinciales, como municipales e incluso, parroquiales rurales.

Ellos, a través de sus departamentos respectivos, deben generar los planes de contingencias que eviten inundaciones, afectaciones a los bienes públicos y privados, etc.

Pero en una línea paralela están los sectores productivos. En la actualidad, los agricultores se quejan de una especie de sequía, ocasionada, según ellos, por la presencia de la represa San Francisco.

Sectores como el bananero no cuentan con el líquido para irrigar sus plantaciones. Eso afecta en una amplia proporción a su producción.

Los GADs (municipios y prefectura) son los llamados a desarrollar sus planes de contingencia en sus localidades, en caso de presentarse inundaciones o cualquier otro tipo de consecuencia provocada por la llegada del invierno.

Y mientras tanto, las autoridades de cada ciudad deben exigir explicaciones al gobierno sobre la real utilidad de la represa San Francisco, que atrapa la afluente el Jubones y que, por ahora, ha generado un incalculable daño a la producción bananera tanto de Machala como de Pasaje.

El sector bananero es el más golpeado por esta problemática y la preocupación radica porque no hay respuestas claras en torno a lo que realmente sucede con la represa.

Esa dicotomía entre la sequía causada por la represa y las eventuales indundaciones por una posible llegada de un fenómeno de El Niño moderado, pone en jaque a las autoridades.