OPINION

Editorial: Nuevo salario


En debate está el aumento salarial para el próximo año.

En debate está el aumento salarial para el próximo año.

Esta semana, representantes de trabajadores y empleadores definen el alza de sueldos para el 2019.

Si no hay ese consenso, el gobierno tiene la potestad de determinar el sueldo básico vía decreto.

La propuesta de los trabajadores es que el salario aumente a $ 430.

Los empleadores, de su lado, piden que se mantenga el sueldo en $ 386.

Raúl Ledesma, ministro del Trabajo, dejó entrever que la intención del régimen es incrementar el salario entre $ 40 y $ 50.

Mañana será la nueva reunión para definir el Salario Básico Unificado.

De nada servirá, para la economía del país, subir los sueldos si se propagan los despidos.

Por eso, también es necesario precisar que no tiene sentido mantener el mismo sueldo del 2018, tomando en cuenta que subió el combustible y se focalizaron determinados subsidios.

Entonces, hay que dotar al pueblo de las herramientas para que dinamicen la economía.

Y no hay mejor herramienta para que se dinamice la economía que contar con el dinero suficiente.

Pero la dicotomía entre aumentar el número de personas con empleo pleno versus lograr un salario justo, tiene a las autoridades en una encrucijada.

Por eso, la decisión final apunta a nuevos subsidios, que el régimen los denomina incentivos.

Esperemos que la decisión que adopte el gobierno sea la más saludable para todos. Es decir, que no aumente el desempleo y que se dinamice la economía.

Ojalá la decisión de subir los sueldos obedezca a un profundo análisis y estudio económico al respecto, que vaya de la mano de la convicción de poder darles a los ecuatorianos ingresos dignos y no atienda más bien este tipo de decisiones a cálculos políticos populistas.